Euroliga

Descomunal Barça

Conquistó su segunda Copa de Europa con una exhibición. Navarro, Jugador Más Valioso n El Olympiacos, incapaz de ofrecer resistencia. 

El Barça conquista su segunda Euroliga
El Barça conquista su segunda Euroliga

En el partido más grande, el Barça evidenció lo que está anunciando toda la temporada: es el mejor equipo de Europa. Sin discusión. Olympiacos ofreció la resistencia que pudo, pero terminó apocado ante un equipo, del primer al décimo jugador, descomunal. El reinado azulgrana durante toda la temporada ha culminado con una «Final Four» en la que el equipo de Xavi Pascual se ha impuesto como la selección española en el pasado Eurobasket, a lo grande, por aplastamiento, sin dar opción a los rivales.

 

La sensación de superioridad en toda la cancha provocó que los griegos se rindieran al comienzo del último cuarto. En una final europea sobraron diez minutos. No quedaba otra. Giannakis lo intentó todo hasta que no le quedó más remedio que claudicar. Olympiacos endureció la defensa, presionó a los árbitros, intentó descentrar a Navarro y compañía... Dio igual. «La Bomba» siguió a lo suyo para ser nombrado Jugador Más Valioso y ganar su segunda Copa de Europa, la segunda también del Barça.El armazón azulgrana le permite que un jugador que no jugó en las semifinales, Sada, se convirtiera en uno de los elementos fundamentales para llevar a la ruina al Olympiacos. El base es, a priori, el undécimo elemento de la rotación, pero en la final fue tan vital como Navarro. Es la prueba de que el Barcelona sabe poner en valor argumentos que van mucho más allá de la simple calidad de la plantilla.

 

Es la diferencia fundamental con el Olympiacos. Los griegos también rebosan talento, pero la química del equipo no es la misma. Ese factor convierte al Barça en un equipo redondo. Los griegos han promediado durante la temporada casi 90 puntos por partido. Al descanso llevaban 36 y cuando trataron de ser tan duros atrás como el Barça lo más que lograron fue acercarse a cinco puntos (52-47, min 25). La respuesta fue inmediata. Sin alterarse, volviendo a comportarse de forma natural, llegó un par- cial de 8-0 y Olympiacos tuvo que asumir que no era su momento. Era el de los diez jugadores –Lakovic y Trías apenas actuaron– que utilizó Xavi Pascual. Vázquez dominó en las alturas con cuatro tapones en los dos primeros cuartos; Ricky mostró el camino antes del descanso; Mickeal fue el alero que se echó en falta en anteriores temporadas; Morris ofreció su versatilidad; Ndong agotó a «Baby Shaq»; Lorbek volvió a dar la razón a Joan Creus; Sada no sólo se entregó atrás, también anotó; Basile dejó un par de triples y Navarro volvió a demostrar que en partidos de máxima exigencia no hay un jugador como él. El Regal Barça se proclamó campeón de Europa como nadie lo ha hecho en las úl- timas temporadas. Son los mejores y es en los partidos de verdad cuando más lo demuestran.- Ficha técnica: 86 - Regal FC Barcelona (28+19+17+22): Ricky Rubio (9), Navarro (21), Mickeal (14), Ndong (7), Lorbek (8) -cinco inicial-, Fran Vázquez (6), Sada (7), Basile (6), Morris (8), Grimau (-), Lakovic (-) y Trias (-).68 - Olympiacos (19+17+14+18): Penn (-), Teodosic (10), Childress (15), Kleiza (13), Schortsanitis (6) -cinco inicial-, Bouroussis (9), Papaloukas (12), Halperim (-), Mavrokefalides (1), Vujcic (2), Vassilopoulos (-) y Beverley (-).Árbitros: Brazauskas (LIT), Bachar (ISR) y Chambon (FRA). Eliminado: Kleiza (m.38).Incidencias: Asistieron al encuentro 14.768 espectadores, en la final de la Euroliga, disputado en el Omnisports de París Bercy. Juan Carlos Navarro, del Regal FC Barcelona, fue elegido mejor jugador de la Euroliga, el primer español que lo consigue.