El Museo Minero de La Unión dispondrá de un Centro regional de Investigación

El centro unionense tendrá a su vez, una sala-auditorio con capacidad para trescientas personas.

.
.

Las obras de un renovado y ampliado Museo Minero de La Unión darán comienzo este verano con el objetivo de convertir al centro cultural en un referente nacional para los estudiosos y amantes del arte jondo. (La duración de las mismas será de 18 meses). Pero los trabajos de construcción no sólo supondrán la duplicación de la superficie (en total contará con 1.348 metros construidos), sino que posibilitarán que el museo estrene un Centro de Investigación de la Minería. Así lo anunció ayer el consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, acompañado por el alcalde de La Unión, Francisco Bernabé y el arquitecto, Javier Aguilar.

Cruz destacó que «con esa materia prima cultural y social que La Unión siempre ha tenido, está sabiendo construir uno de los proyectos culturales y turísticos más apasionantes y de mayor envergadura de todo el arco mediterráneo». Del mismo modo, añadió que «lo que se pretende con este nuevo diseño es una puesta al día del mismo, introduciendo los factores de excelencia que están vertebrando otros proyectos tan importantes como el de la Sierra Minera». En definitiva, señaló, «estamos ante una nueva infraestructura con un equipamiento cultural dotado de todos los adelantos, que va a suponer otra pieza y un reclamo más para todo lo que está incorporando La Unión».

Este Museo Minero tendrá la misma ubicación del actual, el antiguo Liceo Obrero, pero para que sea posible la duplicación de espacio se ha adquirido la parcela del inmueble que completa la manzana y que se encontraba en estado ruinoso. Además, se mantendrá la fachada exterior del actual edificio, aunque el interior será vaciado y posteriormente se excavará una planta sótano, de tal modo que lo resultante será un edificio de nueva construcción. Bernabé afirmó que «La Unión tenía que seguir apostando por la innovación y para ello el museo tenía que estar a la altura». A su vez, declaró que para poder empezar las obras este verano, las licitaremos de inmediato». Del proyecto, Bernabé añadió que «la construcción se caracteriza por tener cuatro edificios en un mismo inmueble». En cuanto a la distribución, el alcalde del municipio comunicó que «el Museo no sólo dispondrá de una zona expositiva, dotada de los mejores medios técnicos y audiovisuales para que el público obtenga experiencias sensoriales de las minas, sino que también llegará a albergar el primer Centro Regional de Investigación de la Minería, con una gran sala de archivo y biblioteca, sala de reuniones y una zona de administración».

Igualmente contará con un espacio de exposiciones temporales, «en el que tendrán cabida tanto la minería en sus diversas expresiones como toda clase de manifestaciones artísticas», concretó, y desde el que podrá contemplar un gran lucernario central en el que se ubicará un monumental castillete minero de ocho metros de altura, todo un símbolo que servirá de homenaje a la historia viva del municipio. En este sentido, avanzó que «los dueños de varias colecciones privadas ya han manifestado su deseo de exponer su obra en la futura sala».

El nuevo Museo Minero dispondrá, además, de una sala-auditorio con capacidad para cerca de trescientos espectadores y con los últimos adelantos técnicos -como cabinas para la traducción simultánea- para permitir la celebración de congresos, conciertos, la proyección de cine y la realización de representaciones teatrales. Por otro lado, Bernabé desveló que «en apenas seis meses, la Mina Agrupa Vicenta ha recibido más de 40.000 visitas».