Anticorrupción pide una fianza de 35 millones para una imputada en el caso

Sevilla- La Fiscalía Anticorrupción solicitó ayer una fianza de responsabilidad civil de 3,5 millones para la ex presidenta del consejo de administración de la empresa sevillana de Dos Hermanas Aceitunas y Conservas (Acyco) Encarnación Poto Monge, a la que la juez que investiga los ERE fraudulentos imputa sendos delitos de prevaricación, cohecho y obtención indebida de subvenciones.

Encarnación Poto Monge compareció por espacio de media hora ante la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, y se acogió a su derecho a no declarar. Según explicó su letrado, «procesalmente no es el momento para prestar declaración».

La juez, como consta en un auto dictado el pasado mes de enero, imputa a Poto Monge, militante del PSOE y del sindicato UGT, su inclusión en el ERE de Acyco «cuando no llegó a extinguir su relación laboral» con la misma, llegando a cobrar incluso 318.455 euros en dietas por asistir a los consejos de administración entre 2004 y 2010.

De su lado, el que fuera director de Recursos Humanos y abogado de Acyco, Gabriel Barrero, sí prestó declaración. Compareció por espacio de casi cinco horas ante la magistrada, que le imputa un delito de obtención indebida de ayuda de la Administración, otro de prevaricación y un delito de malversación de caudales públicos.

La juez le imputa la inclusión en el expediente de regulación de empleo de Poto «a sabiendas de que la misma no iba a extinguir su relación laboral con Acyco, pues seguiría ostentando el cargo de presidenta de su consejo de administración, permitiendo que se beneficiara económicamente de dicha situación a través de su desempleo y de las prestaciones por prejubilación financiadas por la Junta».