MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:10
Actualizado

OPINIÓN: Tolerancia para qué

Tiempo de lectura 2 min.

06 de enero de 2011. 01:18h

Comentada
6/1/2011

Nunca tan actual como hoy la famosa frase de Joseph Goebbels «Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad» (aunque sea mentira). El Gobierno insiste una y mil veces en que existe consenso político sobre la Ley Antitabaco, pero no es verdad; en que el 70% de la población quiere que se lo prohiban (todo) y viva las cadenas, pero tampoco es verdad; en que en Europa ya está prohibido y que la UE lo va a prohibir de todas formas en 2012, falacia rotundamente negada por el Comisario John Dalli; o, la peor de todas, ahora asegura que la ley no prohibe, sino que regula el uso del tabaco en lugares públicos: lo prohibe a un nivel nunca antes visto en la Unión.
España es hoy el país más prohibitivo de la UE, el primero que ha vetado fumar al aire libre, sin necesidad, porque no se protege el derecho de ningún no fumador negando espacios para fumadores en hostelería, en los aeropuertos, en los trenes, en el trabajo… Los abanderados de la tolerancia, cuyo significado desconocen, la hacen completamente inútil, un adorno más para buenistas y demócratas de cartelón. Como en la vida real los derechos y las libertades de unos nunca terminan donde comienzan los del prójimo, existen los tribunales. Antes se aplicaban la tolerancia y el respeto y había convivencia, pero quienes nos gobiernan prefieren fomentar la delación anónima. ¿A quién me recuerdan?
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs