David Ferrer quiere acabar con su maldición con Roger Federer

El tenista español David Ferrer intentará este jueves dar un paso de gigante hacia las semifinales de la Copa de Maestros, aunque para ello deberá hacer algo que no ha logrado hasta el momento en su carrera deportiva, batir al suizo Roger Federer.

El de Jávea, cuarto favorito y quinto jugador del mundo, se encuentra en un gran estado de forma, encadenando once partidos consecutivos en pista cubierta sin perder tras ganar este martes en su estreno en el O2 de Londres y traducido en los títulos en Valencia y el Masters 1000, el primero de su carrera, en París.

Por ello, el jugador alicantino, a gran nivel a una semana de liderar a España en la final de la Copa Davis ante la República Checa, quiere alargar sus buenas sensaciones sumando su segunda victoria ante un Federer que se mueve a las mil maravillas en esta superficie, que está más descansado tras no jugar en la capital francesa y que además tiene la batalla psicológica ganada sobre 'Ferru'.

Y es que el tenista de Basilea no ha perdido con el español en los 13 enfrentamientos registrados entre ambos hasta el momento, imponiéndose en todas las superficies, menos en hierba, y partirá con esa ventaja moral en el partido.

Además, el helvético sólo ha perdido en toda su carrera tres sets con Ferrer, en los Masters 1000 de Madrid 2010, de Cincinnati 2009 y de Hamburgo 2007. En la cita de 'maestros', se han visto en dos ocasiones, el año pasado en las semifinales, con victoria de Federer por 7-5, 6-3 en el mismo escenario de mañana, y en la final de 2007, con triunfo claro del suizo por 6-2, 6-3, 6-2, cuando el torneo se jugaba en China.

El campeón de Wimbledon es el 'maestro' por excelencia, con seis títulos en su haber, entre ellos los dos últimos, y únicamente ha perdido siete de sus 47 partidos. Con su victoria inicial ante el serbio Janko Tipsarevic, impuso un nuevo récord de victorias, con 40, desempatando con Ivan Lendl.