Los prejubilados sostienen que no deben devolver el paro cobrado

Alegan que el ERE de 2007 era continuación del de 2003

El SEPE excluyó finalmente de la demanda a dos de los 18 ex empleados por el tipo de subsidio elegido
El SEPE excluyó finalmente de la demanda a dos de los 18 ex empleados por el tipo de subsidio elegido

Sevilla- Los 18 prejubilados de Mercasevilla a quienes el Servicio Publico de Empleo Estatal (SEPE) reclama el paro cobrado indebidamente alegaron ayer que la regulación de empleo de 2007 era continuación de la de 2003 y, por lo tanto, el dinero percibido del mercado central no tenía la consideración de rentas.
Durante el juicio en el que el SEPE les exige la devolución del paro por haber recibido a la vez ayudas de Mercasevilla en forma de contratos de préstamo y en presunto fraude de ley, los trabajadores sostuvieron que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de 2007 era «idéntico en condiciones, plazos y cantidades» al de 2003, cuando las ayudas percibidas no se consideraban rentas a los efectos de alcanzar el mínimo legal para poder acogerse al subsidio de paro.
Los prejubilados demandados –que finalmente quedaron en 16– adujeron que incluso la juez Mercedes Alaya, que investiga las irregularidades en Mercasevilla, recogió el ERE de 2007 como una prolongación del anterior.
Su posición fue respaldada por Fernando Mellet, ex gerente del mercado central, así como por la abogada de Mercasevilla, que apoyó que esas cantidades no se consideran renta a efectos legales porque los dos ERE fueron «un único expediente en dos fases».