MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
01:57
Actualizado

La gestión económica y la popularidad de Aguirre, las claves del triunfo del PP si hoy hubiera elecciones.

Aguirre supera el triunfo histórico de 2007

En estos últimos ocho años, la Comunidad ha construido ocho hospitales y ha iniciado las obras de tres nuevos; ha transformado en bilingües más de 240 colegios y 32 institutos y ha puesto en funcionamiento 150 kilómetros nuevos de carreteras y 85 estaciones de Metro.

  • DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
    DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de febrero de 2011. 01:48h

Comentada
Madrid. 7/2/2011

Pese a estas cifras históricas, la gran baza de Esperanza Aguirre es haber aplicado unas recetas económicas que han llevado a que la Comunidad esté resistiendo mejor a la crisis que el resto de España.

Estas cifra son las que llevarían al PP, si hoy se celebraran elecciones, a conseguir un nuevo récord histórico en porcentaje de votos. Lo dice la encuesta de NC Report para LA RAZÓN realizada la última semana de enero.

Y es que, si en 2007, Aguirre logró la mayoría absoluta más abultada de la historia, bajo un porcentaje de votos también de récord, según este sondeo, ahora lo superaría en un 0,3 por ciento, hasta alcanzar el 54,5 por ciento de los votos. La jefa del PP de Madrid lograría mantenerse como la   cuarta presidenta regional más votada de toda España, sólo detrás de los también dirigentes del PP de Ceuta,  Murcia y Melilla.

De esta manera, los populares podrían hacerse con los ocho nuevos escaños que la Asamblea estrenará a partir del próximo 22 de mayo –fecha electoral– sin que los presuntas implicaciones en la «operación Gürtel» les pasara factura. Los ceses «fulminantes» de sus cargos públicos de los miembros del PP imputados en este caso así como la  suspensión de militancia de todos ellos promovida por Aguirre sería otra de las bazas con las que contaría la presidenta para enfrentarse a su principal contrario, Tomás Gómez (PSOE), que no ha apartado de los cargos en el partido a su «número dos» pese a haber sido condenada por el TSJM. Si en las últimas elecciones, el PP se impuso al PSOE en 25 escaños, en éstas podría aventajarles en 34 o en 35 diputados.

Aunque  la leyenda dice que la abstención no favorece al PP, según este sondeo, el nivel de participación bajaría en cinco décimas con relación a 2007 –hasta llegar a un 31,4 por ciento–, pero Aguirre se haría con 1.609.162 apoyos (137.000 más que en 2007). Y es que si los comicios de mayo se celebraran ahora, el PP de Madrid conseguiría arrebatarle directamente al PSOE un total de 49.000 votos y, a la vez, mantener a 1.472.162 de votantes fieles, consiguiendo un nivel de fidelización de un 91,5 por ciento de su electorado. Un porcentaje mucho mayor al de sus rivales socialistas, que únicamente lograrían fidelizar al 77,5 por ciento.

La popularidad de Esperanza Aguirre es otro de los avales del PP.  uno de los fuertes de la  presidenta regional es su capacidad de conectar con la gente. Pese que a muchos se encargan en destacar su título nobiliario, Aguirre es famosa por saltarse el protocolo, escuchar a todo el que le habla, probar todo lo que le ofrecen y participar de todo lo que se le invita. Su «hoja de ruta» pasa por conocer cada rincón de la Comunidad y por tener una de las agendas más apretadas de la escena política. Esta faceta también se refleja en el sondeo realizado para LA RAZÓN, que sitúa a la jefa del Ejecutivo regional como la más valorada de todos los líderes políticos regionales con una nota de 5,5 –0,5 más que el líder socialista y 1,1 más que el coordinador de IU–.

Pero Aguirre no sólo supera a sus contrincantes directos, ya que, si se la compara con los dirigentes nacionales, la presidenta del PP madrileño también sale ganadora. A nivel nacional todos los políticos suspenden, siendo el  más valorado (según la última encuesta realizada por NC Report de mayo de 2010) Duran Lleida, con un 4,3; le sigue Rosa Díez, con un 4,2; Zapatero, con un 4 y Rajoy con un 3,9. En el resultado de la encuesta realizada a mil personas de cincuenta municipios madrileños, Aguirre es la política regional más valorada en todos los segmentos de edad. Mientras que los jovenes (entre 18 y 29 años) le dan un 5 de nota, los de mediana edad (de 30 a 64) le dan un 5,3 y los mayores de 65 le suben la calificación a 6,5.

Últimas noticias