Sobran la mitad de los políticos por José CLEMENTE

La Razón
La RazónLa Razón

En una entrevista a Tomás Fuertes que hoy publicamos en rigurosa exclusiva, el veterano empresario murciano pide que se reduzca a la mitad el número de políticos existentes en España, así como que los que se queden tengan mejores retribuciones para evitar «tentaciones». Como se suele decir, blanco y en botella. En sintonía con esas declaraciones del presidente del Grupo Fuertes, el vicedecano del Colegio de Economistas de la Región de Murcia, José Ignacio Gras, viene a pedir algo parecido pero con el añadido de que se reduzcan, también, algunas corporaciones locales. Y, añade, que la Administración regional ya ha acometido un recorte de personal bastante severo (el último este pasado viernes en el Consejo de Gobierno), pero que todavía se le antoja insuficiente. Vemos, pues, como Valcárcel va dos pasos por delante de lo que demandan los creadores de empleo y apuntan los expertos económicos, por no hablar de Europa, donde los parabienes al paquete de reformas, que busca dejar a salvo lo que se pueda del Estado de Bienestar, se suceden uno tras otro. El último ajuste, que se ha llevado por delante al Defensor del Pueblo (con gran dolor de corazón para Valcárcel), es más digno que no el mantenimiento de un cargo, como el Síndic de Greuges catalán, que dilapida el dinero que no tienen en viajes de lectura por el Caribe. El primero, José Pablo Ruiz, es del PP, y el segundo, Rafael Ribó, comunista, de esos que la bicicleta de los demás es de todos y, la suya, sólo de su exclusiva propiedad. Y las cosas no parecen pintar de otro modo, de ahí que al vicepresidente Bernal no le cuadren las cuentas, entre otras cosas porque el patrimonio sacado a pública subasta y los amarres no se venden y el repunte de la crisis viene con retraso y bajo la amenaza de tormentas. Por eso Fuertes y Gras hablan de acuerdos entre los dos grandes partidos, aunque al PSOE sólo se le encuentre encabezando manifestaciones y en la «kale borroka».