Fallece la española que fue madre a los 67 años

MADRID- La gaditana Carmen Bousada de Lara, que con 67 años dio a luz a gemelos, falleció el pasado sábado a los 70 años como consecuencia de un tumor que sufría desde poco tiempo después del parto que la hizo famosa. Bousada de Lara fue madre de los gemelos Pau y Christian, que nacieron en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, y se convirtió en la mujer que dio a luz con más edad del mundo, tras haberse sometido a un tratamiento de fertilidad en una clínica de Los Ángeles (Estados Unidos). El caso de esta mujer, más allá de lo científico, fue polémico por el futuro de sus hijos, ya que admitió que mintió para acceder al tratamiento de fertilidad, porque el límite legal es de 55 años. Ella, por su parte, explicó que «nadie me preguntó mi edad ni me pidió el pasaporte. Puede que ahora esté más demacrada, pero antes del parto estaba delgada y parecía mucho más joven». El tratamiento lo pagó vendiendo el piso que había compartido durante años con su madre, consiguiendo abonar los 45.000 euros que le costó. En una exclusiva que concedió al rotativo inglés «News of the world» un mes después de dar a luz afirmaba que su madre había vivido 101 años y no había ninguna razón para que a ella no le pasara lo mismo. La española explicó tras el nacimiento de los niños que «cuando le dije a mis amigos que quería ser madre todos se echaron a reír». Luego, confesó Bousada, «se quedaron alucinados cuando vieron que el embarazo era un hecho». Ante las preguntas sobre su tardía maternidad y los riesgos que conllevaba dijo que «todo el mundo tiene derecho a tener hijos en el momento adecuado, no deberían juzgarme».