Un muerto y siete heridos en un tiroteo en Seattle

Entre los heridos se encuentra un niño de 9 años. La Policía sigue buscando a dos sospechosos

Un violento altercado que acabó en disparos en el centro de Seattle dejó el miércoles a una mujer muerta y otros seis espectadores heridos frente a un restaurante de comida rápida, mientras la policía dijo que estaban buscando al menos dos sospechosos. Las circunstancias precisas del tiroteo, lo que precipitó el derramamiento de sangre y la cantidad de personas involucradas, no estaban claras horas después del incidente, que se desarrolló en un concurrido distrito comercial durante la hora punta de la tarde.

El ataque, que los investigadores consideraron que “no fue un incidente aleatorio”, surgió tras una disputa frente a un restaurante McDonald’s, dijo la jefa de policía de Seattle, Carmen Best, a los periodistas en una sesión informativa cerca de la escena del crimen. “La gente sacó armas, los disparos sonaron, la gente corrió en varias direcciones”, dijo.

El jefe agregó que había “varias personas involucradas como tiradores” que aparentemente huyeron de la escena, pero se negó a especificar cuántos sospechosos la policía creía que estaban en libertad. “Hemos cerrado el lugar del crimen. No tenemos disparos activos en este momento ... así que todo está seguro por la noche”.

La estación de televisión de Seattle KOMO-TV, citando relatos de testigos, informó que dos hombres fueron vistos discutiendo en la calle antes de dispararse y abrir fuego mientras los peatones a su alrededor se dispersaban para cubrirse. Se cree que todos los que fueron alcanzados por disparos eran vecinos, dijeron las autoridades.

Un portavoz del Departamento de Bomberos describió a la víctima como una mujer de 40 a 50 años de edad, que fue encontrada muerta en el lugar. Otros siete heridos fueron llevados a la sala de emergencias del Centro Médico Harborview, dijo una portavoz del hospital. Uno de esos pacientes era una mujer de unos 50 años que figuraba en estado crítico cuando se sometió a una cirugía de emergencia, según el jefe de bomberos de Seattle, Harold Scoggins. Otro era un niño de 9 años en estado grave, dijo.