Irán supera las 2.000 víctimas y avisa de que se prepara para una segunda oleada del coronavirus

Miles de ciudadanos han ignorado los consejos de no viajar en el Año Nuevo persa y el Gobierno se ve obligado a endurecer las restricciones

President of Iran Hassan Rouhani addresses nation for Nowruz
Hassan Rouhani se ha dirigido a la nación para advertir del riesgo de propagación del coronavirus durante el Año NuevoHANDOUTEFE

Irán, uno de los países más afectados del mundo por la pandemia, puede enfrentarse ahora a una segunda ola del brote de coronavirus, según ha advertido este miércoles el portavoz del Gobierno, Ali Rabiei, ya que muchos ciudadanos ignoraron las advertencias emitida por los funcionarios de Sanidad para contener la propagación de la enfermedad.

“Desafortunadamente, algunos iraníes ignoraron los consejos y viajaron durante las vacaciones de Año Nuevo (iraníes)... Esto podría causar una segunda ola del coronavirus”, dijo Rabiei, según la televisión estatal. “Todos los nuevos viajes entre ciudades están prohibidos y los infractores se enfrentarán a la ley”, añadió.

Ante la desobediencia de la población, el Gobierno está dispuesto a prohibir los viajes de Año Nuevo y las tradicionales reuniones populares en los parques, ha anunciado hoy el presidente, Hassan Rohani, ya que el número de muertos por coronavirus se ha elevado este miércoles a 2.077, loi que convierte a Irán en el país más afectado en el Medio Oriente.

No habrá cierre de las ciudades

Rohani dijo que se impondrán más restricciones para contener la propagación del Covid-19, que ha infectado a 27.017 personas en la república islámica, aunque de momento el Gobierno se ha negado a imponer un bloqueo a las ciudades. “Este plan es estricto y creará dificultades y restricciones para viajar, y conminará a las personas que ya han viajado a regresar a casa más rápido”, dijo Rohani en un mensaje emitido por la televisión estatal.

El presidente dijo que las reuniones se restringirán durante el Sizdah Bedar del 1 de abril, un festival de la naturaleza que es parte de las celebraciones típicas y que consiste en realizar picnics al aire libre. “Estas son decisiones difíciles que son necesarias para proteger vidas. Todos los parques deben estar cerrados, y el Sizdah Bedar no será como en años anteriores, pero no tenemos más remedio que hacerlo”, añadió Rohani. El líder iraní agregó que los detalles del plan serán anunciado en breve.

Nowruz, o “nuevo día” en persa, es una tradicional celebración del Año Nuevo y la fecha más importante en el calendario, momento en que las familias se reúnen e intercambian regalos. Las autoridades se quejan desde hace días de que muchos iraníes han ignorado los llamamientos para quedarse en casa y cancelar los planes de viaje en la lucha contra el coronavirus.