EE UU aprueba el mayor plan de estímulo económico para luchar contra el coronavirus

El presidente Donald Trump ha asignado más de dos billones de dólares para la compra de material sanitario, contratar más personal y ayudar económicamente a los ciudadanos que lo necesiten.

Trump en el momento de la firma del paquete de estímulos económicos para luchar contra el coronavirus
Trump en el momento de la firma del paquete de estímulos económicos para luchar contra el coronavirusEvan VucciAP

El congreso de los EE UU ha aprobado el gran paquete de estímulo económico, cifrado en más de 2 billones de dólares. El plan, que contaba previamente con el ok del Senado y la Casa Blanca, es de unas dimensiones históricas, que dobla el paquete de estímulos de 2009, cuando el país atravesaba una severa recesión tras el hundimiento de las subprimes y la caída de Lehman Brothers.

El plan asignará hasta 100 mil millones de dólares en ayudas a los hospitales, dramáticamente urgidos de comprar materiales, ampliar instalaciones y contratar más personal. De paso autoriza el envío de cheques a los ciudadanos, dependiendo de los ingresos familiares declarados y el número de personas que vivan en cada hogar. También responde a una de las grandes demandas de estos días, referida a la necesidad de ampliar la cobertura sanitaria y extender seguros de baja por enfermedad. Las pequeñas empresas recibirán ayudas y al mismo tiempo, arranca un plan de préstamos por valor de hasta 500 mil millones de dólares para empresas acuciadas por la crisis.

Entre sus principales destinatarios deben de estar las aerolíneas, sacudidas ya por un descenso de la actividad sin precedentes desde el 11-S, y que amenaza con ir a más a medida que la epidemia, lejos de decrecer, aumenta. Todo estuvo a punto de naufragar cuando el congresista republicano por Kentucky, Thomas Massie, trató de forzar una votación presencial. Algo casi imposible dado que la mayoría de los congresistas están ahora mismo lejos de Washington. Pero el conato de rebelión fue sofocado por los dos partidos, que impusieron la votación telemática.