Los congresistas demócratas usan más el español que los republicanos en Estados Unidos

La lengua de Cervantes crece entre la clase política estadounidense, según un estudio del Hispanic Council

El español no para de crecer en Estados Unidos y no solo entre los ciudadanos de a pie. Un informe del Hispanic Council pone de relieve el incremento del uso del español entre la clase política de ese país. Así tanto senadores como congresistas utilizaron nuestro idioma un 2 % respecto a 2018. Este hecho podría deberse a que existen más políticos en el Capitolio de origen hispano después de las últimas elecciones.

El informe bianual sobre el uso del español en Estados Unidos elaborado por The Hispanic Council señala que en este período, el uso del castellano por parte de los legisladores de la Cámara Baja ha crecido del 14 % al 16 %; mientras que ha aumentado del 13 % al 15 % entre los miembros de la Cámara Alta.

El informe pone de manifiesto que son los senadores y congresistas demócratas quienes recurren más al español en sus mensaje de internet, por encima de sus pares republicanos. Mientras apenas un 4 % de los congresistas y un 8 % de los senadores republicanos emplean esta lengua en sus comunicaciones, el 26 % de los legisladores demócratas en la Cámara Baja y el 23 % de la Cámara alta la usan con asiduidad.

Pese a que el peso demográfico de los hispanos -en el 2060 se estima que serán el 28% de la población total de EEUU- es cada año mayor, su baja participación electoral supone un factor limitador para que el uso del español siga creciendo en Estados Unidos, donde la lengua de Cervantes es la más estudiada en las escuelas públicas del país. Sin embargo, mantiene la esperanza de que una mayor implicación política de los latinos tenga un impacto directo en el uso del castellano entre los políticos estadounidenses.

El documento revela que en las elecciones de Midterm de 2018 hasta 29 millones de hispanos tuvieron derecho a voto, cuatro millones más que en los comicios legislativos de 2014. De cara al futuro, destaca que el Partido Demócrata tiende a tener más facilidad para captar el voto hispano.

En la lista de senadores que más emplean el español en sus comunicaciones aparece en primer lugar la senadora Catherine Cortez Masto (demócrata), seguido de Tim Kaine (demócrata), Marco Rubio (republicano), John Cornyn (republicano), Bob Menéndez (demócrata) y Dianne Feinstein (demócrata). Mientras que en la Cámara de Representantes la lideran los demócratas Nanette Barragán, Lucille Roybal-Allard, Lori Traham, José Serrano y Dina Titus. También destaca que el candidato republicano Rick Scott, que ganó su candidatura al Senado, invirtió 4 millones de dólares en publicidad en español.