Rusia suma otros 10.000 contagios por cuarto día consecutivo

Pese a los datos, el presidente Putin presentó hoy un plan de desescalada de las medidas de restricción frente a la pandemia en tres etapas

Thumbnail

La cifra de contagios diarios confirmados de la COVID-19 en Rusia se mantiene estable en poco más de 10.000 y el total de casos desde el comienzo de la epidemia asciende ya a casi 160.000, según los datos ofrecidos este miércoles por las autoridades sanitarias del país.

En la ultimas veinticuatro horas se registraron 10.559 nuevos casos de COVID-19 y 86 decesos atribuidos a esta enfermedad, con lo que el total de contagiados confirmados ascendió a 165.929 y el de fallecidos a 1.537, según los datos publicados en la página web gubernamental stopkoronavirus.rf.

El avance de la pandemia sigue así imparable, atrapando incluso al primer ministro, Mijaiil Mishustin. El pasado domingo pasado Rusia informó de 10.663 personas diagnosticadas en un día, la mayor cifra diaria hasta ahora, y desde entonces el aumento de casos por jornada se sitúa por encima de los 10.000, pero sin superar el récord del día 3.

“El incremento diario (de casos) en toda Rusia es del 7,9%. Si hablamos de enfermedades respiratorias y neumonías este indicador es estable: un 51% de casos leves, un 38% de mediana gravedad y un 11% de graves”, afirmó la infectóloga jefa del Ministerio de Sanidad de Rusia, Elena Malínnikova. Según la experta, el aumento de casos no ha influido en la proporción de los enfermos graves, que -destacó- “son los más importantes para el sistema sanitario”.

Moscú, centro de la pandemia

Moscú sigue siendo, de lejos, principal foco infeccioso del país con más de la mitad de los casos de COVID-19 y de los fallecimientos por esta enfermedad, 85.973 y 866, respectivamente. Según el alcalde de la capital, Serguéi Sobianin, estudios y modelos matemáticos apuntan que la cifra reales de casos son mucho más elevadas y que el 2% de la población de la capital, unas 250.000 personas, está contagiado con el nuevo coronavirus.

La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Moscú para Desarrollo Social, Anastasía Rákova, afirmó hoy que en la capital rusa se ha realizado ya un millón de test.

“Continuamos incrementando activamente la cantidad de test. Con los recursos de los laboratorios municipales, federales y particulares a día hoy se han hecho un millón de estos estudios. Cada día se realizan más de 40.000 análisis”, detalló Rákova, citada por al agencia Interfax.

Desescalada en tres fases

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, celebró hoy una reunión telemática con la plana mayor del Gobierno para presentar el plan de desescalada de las medidas de restricción a posibilidad de reducir la medidas restrictivas adoptadas en el país para afrontar la pandemia.

El plan se aplicará en las 85 entidades federadas del país dependiendo del desarrollo de la situación en cada una de ellas. “En cada etapa se ampliará la lista de espacios públicos en los que las personas podrán contactar entre sí”, indicó la jefa del Servicio ruso de Protección del Consumidor (Rospotrepnazor), Anna Popova, al presentar la estrategia.

Popova detalló que en la primera fase se podrá pasear con los niños y hacer deporte individualmente y funcionarán algunos comercios y servicios, siempre guardando la distancia social.

En la segunda etapa, explicó, podrán pasear grupos familiares y abrir comercios con una mayor superficie, pero con restricciones del número de clientes simultáneos.

En la última fase se abrirán parques, se eliminarán las restricciones de superficie y visitantes para los comercios, se reanudarán las clases en los centros educativos y se reabrirán hoteles y restaurantes.

Popova subrayó que las decisiones sobre el tránsito de una a otra etapa serán adoptadas por las autoridades regionales, pero deberán depender de la situación epidémica concreta en cada entidad federada.