El padre que perdió su empleo por proteger a sus hijos durante un tiroteo

Una plataforma recauda más de 250.000 euros para ayudar a la familia

La semana pasada, Anthony Jefferson, de 39 años, fue considerado un héroe, después de que hicieran públicas unas imágenes en las que se le ve tirarse al suelo para proteger a sus hijos de seis, cinco y dos años durante un tiroteo en un concesionario en el que se encontraba, en el Bronx. Pretendía comprarle un coche a su mujer Danica Jefferson por su cumpleaños.

Esta semana, se ha sabido que su acción no ha sido tan bien acogida en sus dos trabajos, ya que el tiro que recibió en el pie le impide, según sus jefes, desempeñar sus empleos (como pintor en una empresa de mantenimiento y en el sector de la construcción). Ha tenido que someterse a una operación para retirar la bala y cojea, por lo que ambas empresas consideran que no está en condiciones físicas de trabajar.

Tras conocer su situación se creó una plataforma para recaudar fondos y ya ha recibido casi 300.000 dólares (257.000 euros) en donaciones, según cuenta TMZ.