“Lo único que hace Trump es dividir a los hispanos”

La mayoría de los cubano-americanos de Florida votarán por el presidente, pero la comunidad hispana es muy diversa y los 32 millones de votantes no son estáticos

Orlando Bacallao ondea su bandera con la cara del presidente Donald Trump en HialeahLynne SladkyAP

En Estados Unidos, unos 32 millones de hispanos tienen derecho a voto en estas históricas elecciones del 3 de noviembre. Tradicionalmente, la comunidad latina ha tendido a votar por el Partido Demócrata, aunque lo cierto es que no se puede generalizar.

En Florida, uno de los Estados en los que más han batallado las campañas, el ex presidente Barack Obama ganó gracias al 60% del voto hispano. Sin embargo, ayer en el multitudinario acto de campaña de Donald Trump en Opa-locka, el acento que más se escuchaba era el cubano.

“Dentro de los hispanos de Florida hay una marcada diferencia. Por un lado, están los cubanos. Ellos tienden a sólo centrarse en asuntos de Cuba. Los más mayores tienden a votar republicano desde John F. Kennedy y la invasión de Bahía de Cochinos, al que culpan de ello”, explica Fernando Cutz, ex director para América Latina en la Casa Blanca hasta 2018.

A nivel general, los hispanos suponen el 13,5% de todos los electores del país. Respecto a Florida, este año, son un 17-18% del total del Estado.

“Los cubanos son un sector muy conservador. Pero luego hay una creciente población hispana en Florida como los puertorriqueños que viven en la zona de Orlando, y ellos suelen tender a votar demócrata. Sin embargo, aquí la clave es la participación", asevera Cutz, que ahora es investigador asociado en The Cohen Group.

Hillary Clinton no logró hacerse con Florida en 2016.

″Los cubanos suelen ir a votar sí o sí. ¿Pero conseguirá Biden movilizar al resto de hispanos? Necesitan que más puertorriqueños salgan a votar que en las últimas elecciones”.

Tanto el demócrata Joe Biden como Trump han mimado a los votantes hispanos con anuncios en castellano y promesas específicas para ellos. Ambos candidatos se han esforzado mucho en Florida con un gran número de mitines desde que comenzase el voto anticipado hasta ayer.

Eso sí, si en 2008, la canción que arrasó correspondía al presidente Barack Obama con su reggaeton propio: “¿Cómo se dice, cómo se llama? ¡Obama, Obama!", este año la salsa de Trump compuesta por “Los 3 de La Habana” es sin duda el lema más pegadizo.

En las elecciones de 2016, la campaña del entonces candidato Trump fue muy dura con la comunidad hispana. El magnate no dejaba de ofender a comunidades como la mexicana y hacía críticas contra el uso de nuestro idioma en EE UU. Esta vez, es diferente. Donald Trump hasta ha tuiteado en español. Y es que es muy consciente de que necesita a los 32 millones de hispanos para ser reelegido.

Otro sector al que Trump ha sabido llegar es a los venezolanos de Florida.

“Los venezolanos han venido a Estados Unidos en un momento reciente, y Donald Trump ha sido muy vocal respecto al tema de Venezuela, por lo que muchos sienten que Trump se preocupa por ellos. El ex vicepresidente Joe Biden ha dicho cosas similares sobre Venezuela. También cree que Nicolás Maduro es un dictador, que hay que restaurar la democracia en Venezuela. Lo que no dice Biden que sí dice Trump son las amenazas y esa retórica tan agresiva que usa el presidente. No creo que sean verdad, no creo que haya ninguna intención real por parte de EE UU de invadir Venezuela, pero le funciona políticamente en algunos círculos de Florida”, añade Cutz.

Biden, “socialista”

Lo cierto es que muchos de los cubano-americanos republicanos entrevistados por este diario en Miami, piensan que Biden es “socialista”.

“No quiero para EE UU lo mismo que en Cuba, por eso voto por Trump”, confiesa Marín, que regenta desde hace décadas un restaurante familiar en Hialeah.

“Espero que hayas votado por Trump, porque si no esta noche no te hago la cena”, le dice una madre cubana a su hijo (prácticamente el último en ejercer su derecho a voto, a las 19:00 del domingo) en la Biblioteca John F. Kennedy de Hialeah.

De Chile y con un espíritu joven es Vicky, una contable que lleva más de 25 años en Miami. Siempre ha votado demócrata y este año no va a ser diferente. Hasta ve guapísimo al ex vicepresidente Biden. Los motivos para confiar en Biden es que el perfecto ejemplo del amor, del trabajo, del perdón y de la unión.

“Lo único que hace Trump es dividir a los hispanos. Puede que sea bueno en los negocios, pero no como presidente, no nos ama ni une al pueblo”. A Vicky también le indigna que el presidente haya separado a los padres migrantes de sus hijos, se le parte el alma, y que tenga clientes sin seguridad social que sin embargo si paguen los impuestos.

El 17-18% de votantes latinos en Florida no es estático, explica Joe García, ex miembro de la Cámara de Representantes de EE UU. “Antes los cubano-americanos eran la mayoría, ahora no llegan al 50%, porque hay diversidad de grupos como puertorriqueños -que han venido muchos en los últimos años-, colombianos, venezolanos, nicaragüenses... Entonces ese voto cubano que antes era contundente y en la Florida había un número enorme de votantes republicanos está cambiando”, indica García.

“Trump ha jugado una tarjeta que todavía está muy cerca del dolor de muchos cubanos y él juega con las emociones de los cubanos-americanos en particular con el tema de la libertad de Cuba. En muchos sentidos la Guerra Fría acabó en todo el mundo menos en Cuba y el muro de Berlín que queda es el Estrecho de la Florida", asevera García, que también es de origen cubano.

“Es curioso que como Trump ha jugado con este tema de manera muy agresiva, él ha incrementado su voto en las últimas semanas. En los últimos sondeos prácticamente el 70% de los cubanos-americanos votarán por Trump, por esa política de línea dura que, aunque nadie piense que vaya a funcionar, es por lo menos un reconocimiento a la frustración de la comunidad cubano-americana. Por otro lado, el voto puertorriqueño está abrumadoramente a favor del ex vicepresidente y eso me parece que está balanceando el voto a nivel estatal”, argumenta García.