Cientos de inmigrantes han sido deportados bajo el mandato de Biden

A pesar de sus promesas electorales, Estados Unidos ha deportado en los últimos días a 15 personas a Jamaica y a 269 a Guatemala y Honduras

Migrantes cruzan el puente fronterizo internacional Paso del Norte tras ser deportados de Estados Unidos, en Ciudad Juárez
Migrantes cruzan el puente fronterizo internacional Paso del Norte tras ser deportados de Estados Unidos, en Ciudad JuárezJOSE LUIS GONZALEZREUTERS

La administración del presidente Joe Biden ha deportado a cientos de inmigrantes en sus primeros días a pesar de su promesa de campaña de dejar de expulsar a la mayoría de las personas que están ilegalmente en Estados Unidos al comienzo de su mandato. Un juez federal ordenó la semana pasada al gobierno de Biden que no hiciera cumplir una moratoria de 100 días sobre las deportaciones, pero el fallo no requería que el gobierno las programara. En los últimos días, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos ha deportado inmigrantes a al menos tres países: 15 personas a Jamaica el jueves y 269 personas a Guatemala y Honduras el viernes. Se programaron más vuelos de deportación el lunes.

No está claro cuántas de esas personas se consideran amenazas a la seguridad nacional o la seguridad pública o han cruzado la frontera ilegalmente recientemente, la prioridad bajo la nueva guía que el Departamento de Seguridad Nacional emitió a las agencias de aplicación y que entró en vigencia el lunes.

Algunas de las personas puestas en los vuelos pueden haber sido expulsadas bajo una orden de salud pública que el ex presidente Donald Trump invocó durante la pandemia de coronavirus y que Biden ha mantenido en su lugar, un proceso más rápido que la deportación, .

En la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, las autoridades de inmigración deportaron el viernes a una mujer que presenció la masacre de 2019 en un Walmart que dejó 22 muertos. Ella había aceptado ser testigo contra el atacante y se había reunido con la oficina del fiscal de distrito local, según sus abogados. Rosa fue detenida el miércoles por una luz de freno rota, detenida en base a órdenes de tráfico anteriores, luego transferida a ICE, que la deportó antes de que pudiera comunicarse con su abogado, dijo Melissa López, directora ejecutiva de la organización sin afán de lucro Diocesan Migrant & Refugee Services, que representa la representa. Rosa es identificada solo por su primer nombre porque teme por su seguridad en Ciudad Juárez, una ciudad al otro lado de la frontera entre Estados Unidos y México que es conocida por la violencia y la actividad de las pandillas. Los registros de la cárcel confirman que Rosa fue ingresada en la cárcel de El Paso el miércoles por las órdenes y se fue el viernes. La oficina del fiscal de distrito de El Paso confirmó en un comunicado el lunes que había entregado a los abogados de Rosa la documentación necesaria para solicitar un visado estadounidense para víctimas de delitos. Pero la declaración también dijo que Rosa “no es una víctima del caso de tiroteo de Walmart”.

Sus abogados dicen que Rosa se declaró culpable en 2018 de conducir bajo los efectos del alcohol y luego fue liberada, subrayando que las autoridades bajo el mandato de Trump consideraron que ella no era una amenaza para el público, dijo López.

Tanto Biden como la vicepresidenta Kamala Harris se opusieron abiertamente a las prioridades de inmigración de la administración Trump durante la campaña presidencial. “Es importante que el presidente Biden y el vicepresidente Harris se den cuenta de que a pesar de sus deseos muy claros sobre cómo se trata a los inmigrantes, seguimos viendo a nivel local que los inmigrantes son maltratados e ignorados”, dijo López.