Ajuste de cuentas de Galia, la hija de Amos Oz: “Me sometió a una rutina de abuso sádico”

En su nuevo libro denuncia el “maltrato físico y mental continúo” del afamado escritor israelí y premio Príncipe de Asturias de las Letras, conocido también por su pacifismo

El escrito Amos Oz, en una imagen de archivo
El escrito Amos Oz, en una imagen de archivo

Galia, la hija de Amos Oz, fallecido en 2018, publicó hoy una autobiografía en la que denuncia “maltrato físico y mental continúo” del afamado escritor israelí, conocido también por su activismo por la paz.

“No era una pérdida pasajera de control ni una bofetada aquí o allá, sino una rutina de abuso sádico”, asegura Galia en su nuevo libro titulado: “Algo disfrazado como amor”, publicado hoy en hebreo que empaña la imagen del Príncipe de Asturias de las Letras en 2007.

Los hermanos salen en defensa del autor

La escritora y también hija de Oz, Fania Oz-Salzberger, reaccionó en su cuenta de Twitter contra las acusaciones de Galia: “Nosotros, Nili (madre), Fania y Daniel (hermano), conocíamos a un padre diferente. Un padre cálido, amable, atento que amaba a su familia con profundo amor lleno de preocupación, devoción y sacrificio”, defendió.

Fania contó que su hermana decidió romper la relación con la familia hace siete años, y que se han sentido “sorprendidos” por las afirmaciones que desvela el libro.

“Me pegaba, me maldecía y humillaba”

En la autobiografía, Galia aborda la compleja relación que mantuvo con su padre: “En mi niñez, mi padre me pegaba, maldecía y me humillaba. La violencia fue creativa: me arrastró desde el interior de la casa y me echó fuera”, comienza el escrito.

El premiado escritor murió a los 79 años de cáncer. Es una de las figuras israelíes más prestigiosas y su obra ha sido traducida a 45 idiomas. Sonó durante años como candidato al Premio Nobel de Literatura.

A lo largo de los años publicó una veintena de libros, entre ellos “Judas” (2016), “Una historia de amor y oscuridad” (2002) y cerca de 500 artículos de opinión y ensayos, que vieron la luz tanto en prensa local como internacional.