El dolor de una madre cuyo hijo de 12 años murió en el metro de México: “Hablé con él hace 5 minutos”

La madre de Giovanny Hernández, de 12 años, ilustra la desesperada búsqueda que vivieron los familiares entre los vagones

Bomberos y operarios del área de emergencias trabajan para retirar uno de los vagones que colapsaron en la noche de este lunes en Ciudad de México
Bomberos y operarios del área de emergencias trabajan para retirar uno de los vagones que colapsaron en la noche de este lunes en Ciudad de MéxicoCarlos RamírezEFE

La madre de Brandon Giovanny Hernández, de 12 años, habló con su pequeño cinco minutos antes del derrumbe del puente: «Estoy buscando a mi hijo. Hablé cinco minutos antes con él. Ya venía. No le encuentro por ningún lado. Me dijo que venía en el periférico. Es alto, ojos grandes, boca delgada, tez blanca. Nadie sabe dónde está mi hijo. Venía del centro con un amigo. Pido que me informen de mi hijo». La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) confirmó el mayor de los temores: el menor fue hallado sin vida en una morgue de la alcaldía de Iztapalapa, al oriente de la metrópoli. En un mensaje en Twitter, la Fiscalía capitalina informó de que “fue identificado por familiares en oficinas forenses de la institución en la alcaldía de Iztapalapa, fallecido por los hechos ocurridos en la Línea 12 del Metro”. La madre contó que halló al padre del niño, en estado grave en un hospital y que había buscado al menor en todos los centros médicos pero no lo hallaba.

La madre relató ayer su calvario a la Televisión Azteca Jalisco sin poder contener los nervios ni las lágrimas. No fue la única búsqueda desesperada. Una mujer buscaba desesperada a un amigo cerca de los dos vagones caídos desde el puente derrumbado de unos 12 metros de altura y que quedaron suspendidos en forma de V. Mientras caminaba apresurada a un vehículo cuyo conductor se ofrecía para llevarle a uno de los once hospitales a donde fueron trasladados los heridos, explicaba su desesperación a Milenio TV. La voz de esta vecina reflejaba la ansiedad por obtener información sobre su situación: «No sé nada de él desde el accidente. Es trabajador de mantenimiento de la línea 12. Fue a trabajar a las 9 y media. Alguna vez sí me ha hablado de deficiencias en esta línea. Tengo que subir al coche, perdonad».

Los familiares y allegados de los afectados vivieron mucha angustia las primeras horas tras el accidente tratando de conocer el paradero y el estado de salud de sus seres queridos. Muchos se vieron obligados a ir de hospital en hospital en busca de informaciones que podían ser desgarradoras o esperanzadoras.

Los vecinos de la capital prestaron su apoyo a las familias de los viajeros del tren en los primeros momentos del rescate. Las escenas de solidaridad recuerdan a las que se vieron tras el fatídico terremoto de septiembre de 2017 en el que perdieron la vida 369 personas, 228 de ellas en la capital mexicana. Algunos les trasladaron gratuitamente en sus vehículos a los hospitales.

Otros prestaron sus teléfonos móviles a aquellos que trataban desesperadamente de saber si su familiar, amigo o pareja estaba entre los 23 fallecidos. Los allegados se reunieron en las puertas de los hospitales donde fueron trasladados los 79 heridos. Allí se vieron muchas de estas escenas de apoyo de vecinos capitalinos a completos desconocidos. Las autoridades facilitaron una lista incompleta de los nombres de los 79 hospitalizados. Cinco de estos heridos todavía no habían podido ser identificados. El vídeo del conductor de un coche rojo atrapado tratando de ser rescatado por los vecinos impactó a mucho a los cibernautas.