“Los países árabes están rezando para que Israel destruya a Hamás”

El experto en el conflicto palestino Kobi Michel asegura que Israel no declarará un alto el fuego hasta que logre su objetivo de reducir al máximo las capacidades militares de los islamistas en Gaza

Thumbnail

Kobi Michael, investigador del Instituto Nacional de Estudios de Seguridad (INSS) y experto en el conflicto palestino, asegura que este “ciclo de violencia” va a cambiar las reglas del juego con respecto a Hamás. Pronostica que la guerra durará unos cinco o seis días y cree que Israel no declarará un alto el fuego hasta que logre su objetivo de reducir al máximo las capacidades militares de Hamás.

¿Cuánto cree que va a durar este conflicto? ¿Estallará una guerra abierta?

Ya existe una guerra en curso, no es parecida a las campañas militares de 2008, 2012 y 2014. Esto es algo más. Aquí existe un “casus belli”, unas líneas rojas que Hamás ha cruzado, como la soberanía del estado de Israel. No creo que la guerra dure más de cinco o seis días. Ese será el tiempo que Israel tardará en cumplir sus objetivos. Israel entiende que esta guerra no puede terminar con el mismo resultado que otras campañas anteriores. Esta guerra debe terminar de una manera diferente, Hamás tendrá que aprender la lección y entender que no puede cruzar las líneas rojas y si lo hace tendrá que saber que la respuesta israelí será muy dura.

Hamás ha dado un ultimátum a Israel. ¿Qué hay detrás de estas amenazas?

Si, y lo ha hecho lanzando cohetes a Israel, es algo que no podemos tolerar. Hamás quiere posicionarse como el gran salvador del pueblo palestino de cara a las elecciones frente al líder de la Autoridad Palestina Mahmud Abas. Hamás trata de meter a Jerusalén como parte de la ecuación y eso no lo vamos a aceptar. Además, Hamás está incitando a los ciudadanos árabes israelíes a rebelarse de forma violenta contra los ciudadanos judíos y esto es algo que tampoco vamos a tolerar. El precio que Hamás va a pagar es mucho más alto, así de simple. Somos pacientes y no vamos a aceptar un alto el fuego. Israel no parará hasta terminar su misión con Hamás.

¿Cuál es la misión de Israel y cuáles son esos objetivos militares de los que habla?

Hamás ha demostrado que es capaz de reconstruir sus arsenales de una manera más letal y precisa, pero la campaña israelí no consiste solo en destruir el arsenal de Hamás y de la Yihad Islámica, con miles de cohetes. También hay que destruir las capacidades con respecto al conocimiento que ellos tienen, apuntando a sus ingenieros y comandantes; hay que eliminar su sistema central de mando para que no pueda volver a renacer después de esta campaña. Hay que cambiar las reglas, cada vez que Israel detecte que Hamás se está recomponiendo militarmente, deberá actuar. Israel no dejará nunca más que Hamás se recomponga. Hemos aprendido la lección. La idea de que hay que llegar a algún tipo de entendimiento con Hamás ha resultado ser equivocada.

¿Cuál es el objetivo político de Hamás?

Mahmud Abas canceló hace poco las elecciones palestinas. Hamás cree que podría haber logrado un gran resultado en los comicios. El objetivo principal de Hamás es hacerse con el control de todo el sistema palestino, incluida la Autoridad Palestina, y su estrategia pasaba por lograr este objetivo ganando legitimidad con una victoria grande en las urnas. Cuando Abas retrasó las elecciones, Hamás pensó que una manera de mejorar su posición política sería poniendo sobre la mesa el asunto de Jerusalén. El objetivo era escalar la tensión en medio del Ramadán sobre Jerusalén Este, un lugar muy sensible política y religiosamente para los musulmanes. Hamás preparó muy bien la escalada. Los cócteles molotov y el lanzamiento de piedras es algo que se preparó con antelación. Pero la realidad es que sus cálculos salieron mal.

¿Por qué?

Cuando termine esta campaña dentro de seis días saldrán de sus agujeros, de sus túneles y de sus búnkeres y entenderán que Israel, y no Hamás, ha cambiado las reglas del juego. Los palestinos se equivocan cuando deciden utilizar la violencia. Desafortunadamente, no han aprendido de la historia. Las veces que han usado la violencia solo han conseguido avances en el corto plazo, pero en el largo plazo han perdido mucho.

¿Qué pasará con los países del Golfo que han normalizado sus relaciones con Israel en estos últimos meses?

Los países árabes del Golfo y otros como Jordania y Egipto están rezando, y créame, para que Israel destruya a Hamás. Si hay algo temen estos países es que Hamás salga de este conflicto victorioso.

¿Por qué?

Hamás es la versión palestina del islam político, de los Hermanos Musulmanes, uno de los enemigos más importantes de todos esos países. Saben que si Hamás sale fortalecido de esta campaña, todos esos movimientos islamistas serán un factor desestabilizador en sus países. Detestan la idea de que Hamás logre algún avance porque saben que eso fortalecerá a Turquía y Qatar, que son los principales apoyos del islam político. Turquía, que está envuelto en todos los conflictos de la región, está luchando por la hegemonía e influencia en Oriente Medio y se hará más fuerte en caso de que Hamás logre avances. Turquía está alejado de los países árabes pragmáticos liderados por Arabia Saudí, que saben que solo Israel puede ser un país confiable porque EE UU está aun decidiendo su estrategia, Rusia no es un país cercano y Europa es un actor muy marginal. Solo les quedan Irán y Turquía. Así que el socio y aliado más fiable que esos países pueden tener es Israel.