Rusia advierte a Reino Unido de las consecuencias “nefastas” si navega en el Mar Negro

El ministro de Exteriores británico asegura que sus barcos seguirán navegando por las aguas de Crimea anexionada ilegalmente por Putin en 2014

El destructor británico "HMS Defender" llega al puerto de Odesa en Ucrania del Este el pasado 18 de junio
El destructor británico "HMS Defender" llega al puerto de Odesa en Ucrania del Este el pasado 18 de junioDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El Gobierno de Rusia ha advertido este jueves a Reino Unido de consecuencias “nefastas” si se repiten incidentes como el del miércoles en el Mar Negro, cuando aviones rusos lanzaron bombas y realizaron disparos de advertencia después de que un buque británico entrara en sus aguas territoriales, según la versión de Moscú.

Estamos indignados por el comportamiento de los británicos y advertimos a los que planean actos similares que las consecuencias podrían ser nefastas”, ha dicho el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov.

Así, ha condenado lo que ha descrito como una provocación por parte de Reino Unido y ha incidido en que Rusia defenderá su integridad territorial con todos sus medios, incluidos los militares, según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Rusia indicó el miércoles que un caza había realizado un bombardeo de advertencia en la ruta de un destructor de la Armada británica después de que se introdujera en las aguas territoriales de Rusia cerca de la península de Crimea, un incidente que ha sido desmentido por el Gobierno británico.

El Ministerio de Defensa británico negó que se produjera disparo alguno de advertencia en el Mar Negro y matizó que el barco se encontraba navegando en aguas ucranianas, antes de describir la operación como un “paso rutinario por un corredor internacionalmente reconocido”.

Tras ello, las autoridades rusas convocaron al agregado militar de Reino Unido en Moscú y pidieron al Gobierno británico abrir una investigación “minuciosa” sobre lo sucedido para “evitar semejantes incidentes en el futuro.

Los barcos británicos continuarán navegando

El Reino Unido está dispuesto a que sus barcos de guerra continúen navegando por aguas próximas a Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014, a pesar del incidente con la Armada rusa en el mar Negro, señaló este jueves el ministro de Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales, George Eustice.

El Reino Unido está dispuesto a que sus barcos de guerra continúen navegando por aguas próximas a Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014, a pesar del incidente con la Armada rusa en el mar Negro, señaló este jueves el ministro de Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales, George Eustice.

El Ministerio británico de Defensa negó ayer las afirmaciones de Moscú de que su Armada hizo disparos de advertencia contra el destructor británico “HMS Defender” al sur de la península de Crimea, y dijo que se trataba de un ejercicio militar.

En unas declaraciones hoy a la cadena Sky, Eustice insistió en que no hubo disparos rusos de advertencia contra el “HMS Defender”, pero admitió que sí “ejercicios de artillería” en la zona.

“En virtud del derecho internacional, uno puede tomar la ruta más cercana, más rápida de un punto a otro. El ‘HMS Defender’ estaba pasando por aguas ucranianas, creo que hacia Georgia, y esa era la ruta lógica para tomar”, agregó el ministro.

“Esto es algo muy normal (...). Lo que realmente estaba pasando es que los rusos estaban haciendo un ejercicio de artillería, habían dado un previo aviso, suelen hacerlo en esa zona”.

No se reconoce la anexión de Crimea

Al ser preguntado sobre si la Royal Navy (Marina) volvería a utilizar esa ruta, el ministro contestó: “por supuesto que sí”, y agregó que “nunca hemos aceptado la anexión de Crimea”.

Según indicaron ayer fuentes rusas, el destructor británico ingresó en aguas territoriales de Rusia cerca del cabo Fiolent, al sur de la península de Crimea, y fue advertido con disparos.

El pasado 14 de junio, Rusia informó de que la Armada rusa había iniciado el seguimiento del destructor británico y de la fragata “Everton” de la Marina holandesa, tras el ingreso de ambos buques al mar Negro. En unas declaraciones hoy a la cadena Sky, Eustice insistió en que no hubo disparos rusos de advertencia contra el “HMS Defender”, pero admitió que sí “ejercicios de artillería” en la zona.