El Parlamento de Lituania plantea construir concertinas en la frontera con Bielorrusia

Letonia también tomará medida para proteger de los inmigrantes

Un número creciente de inmigrantes ha llegado en las últimas semanas a Lituania, Letonia y Polonia
Un número creciente de inmigrantes ha llegado en las últimas semanas a Lituania, Letonia y Polonia FOTO: ALEXEI NIKOLSKY/SPUTNIK/KREMLIN EFE

Letonia y Lituania tomaron el martes medidas para proteger sus fronteras de los inmigrantes procedentes de Oriente Medio, África y Asia que, según dicen, Bielorrusia está animando a cruzar a la Unión Europea en represalia por las sanciones impuestas por Bruselas.

Un número creciente de inmigrantes ha llegado en las últimas semanas a Lituania, Letonia y Polonia, que acusan al Presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, de utilizar el asunto para presionar a la UE para que dé marcha atrás en las sanciones.

El gobierno letón declaró el estado de emergencia en las zonas fronterizas, una medida que permite a sus militares y policías apoyar a los guardias fronterizos. La guardia fronteriza, las fuerzas armadas y la policía estarán autorizadas a instruir a los inmigrantes ilegales para que regresen al país del que proceden, y a utilizar la fuerza física si un inmigrante ilegal hace caso omiso de sus instrucciones, informó el Servicio de Noticias del Báltico (BNS). El estado de emergencia estará vigente desde el miércoles hasta el 10 de noviembre y requiere la aprobación del Parlamento, que se espera para el jueves. Unas 283 personas han sido detenidas por cruzar ilegalmente a Letonia desde Bielorrusia desde el 6 de agosto, según el BNS, lo que eleva el total del año a 343 personas.

En la vecina Lituania, el parlamento estaba debatiendo la construcción de una valla metálica de cuatro metros coronada con alambre de espino en 508 km de los 670 km de frontera que comparte con Bielorrusia, informó BNS, citando a la Guardia Fronteriza lituana. “Sin esta barrera física, es imposible proteger nuestras fronteras, está muy claro”, declaró a Reuters la ministra del Interior, Agne Bilotaite.

El parlamento lituano también debatirá si permite a los militares patrullar la frontera y restringir a los solicitantes de asilo a presentar sus solicitudes únicamente en lugares como los puestos de control fronterizos o las embajadas, y no en cualquier lugar del territorio lituano.

Actualmente, sólo los guardias fronterizos pueden patrullar la frontera. En lo que va de año, 4.026 personas han cruzado ilegalmente a Lituania, un país de 2,8 millones de habitantes, desde Bielorrusia, según informó la semana pasada el Ministerio del Interior lituano, frente a las 74 que lo hicieron en 2020.

La mayoría proceden de Irak, seguidos de la República del Congo y Camerún, según la Guardia de Fronteras lituana. Lituania afirma que Bielorrusia permite a estos individuos llegar a la frontera lituana después de haber volado a la capital bielorrusa, Minsk.