Un nuevo ataque “bárbaro y cruel” deja al menos 33 muertos en Mali

Los insurgentes han matado y quemado a los pasajeros de un autobús del centro del país africano

Los vecinos acusan la falta de seguridad en el centro de Mali
Los vecinos acusan la falta de seguridad en el centro de Mali FOTO: PAUL LORGERIE REUTERS

Un nuevo ataque en Mali ha dejado en evidencia lo violentos que pueden llegar a ser los insurgentes del país africano. Un grupo de militantes no identificados han matado, al menos, a 33 personas en el centro de Mali. Los hombres armados, presumiblemente yihadistas, atacaron a un autobús que hacía la ruta desde el pueblo de Songho a un mercado en Bandiagara. Un recorrido de apenas 10 kilómetros de distancia que resultó mortal cuando se toparon con la banda de terroristas.

Golpe de Estado en Mali
Golpe de Estado en Mali FOTO: Teresa Gallardo

Moulaye Guindo, alcalde de la cercana ciudad de Bankass, explicó a Reuters que “hombres armados... dispararon contra el vehículo, pincharon las ruedas y dispararon a la gente”. Tanto él como otro funcionario local, que habló bajo condición de anonimato, indicaron que se había confirmado la muerte de al menos 31 personas y que había muchos más heridos y desaparecidos.

Las aldeas se encuentran en el corazón de la región de Mopti, epicentro de la violencia en Mali, alimentada por insurgentes vinculados a facciones locales de Al Qaeda y al Estado Islámico.

Una nota de seguridad interna, compartida por una fuente, aseguró que los primeros en responder a la escena del último ataque descubrieron 25 cuerpos quemados dentro el camión.

Las imágenes difundidas en las redes sociales mostraban el armazón humeante de un autobús de pasajeros lleno de cadáveres, todavía desplomados en sus asientos.

De acuerdo con la agencia EFE, los presuntos yihadistas asesinaron primero al chófer antes de incendiar el autobús y matar a las personas que estaban dentro, entre los cuales había mujeres con bebés, embarazadas y ancianas.

Los pueblos vecinos y la milicia donzo, formada por cazadores tradicionales de la etnia dogon, denunciaron “la ausencia del estado” en esta zona. Varias fuentes locales contactadas por Efe calificaron el ataque de “bárbaro y cruel”.

Los atentados yihadistas han aumentado en la región africana del Sahel, matando a miles de personas y desplazando a millones en Mali, Burkina Faso y Níger.

Destacamentos aéreos en África
Destacamentos aéreos en África FOTO: T. Nieto

Según recuerda EFE, Mali atraviesa una compleja situación de inseguridad y de inestabilidad política con presencia de grupos yihadistas, que están intensificando sus atentados contra la población civil, el Ejército maliense y las fuerzas extranjeras y de Naciones Unidas.

Se han producido además dos golpes de Estado en menos de un año, tras los que se abrió un proceso de transición que no ha culminado todavía en espera de la celebración de unas elecciones generales aún sin fecha.