Política

El líder de los islamistas egipcios: «Sacrificaremos el alma por Mursi»

Simpatizantes del presidente depuesto Mohamed Mursi protestancon las manos manchadas de sangre
Simpatizantes del presidente depuesto Mohamed Mursi protestancon las manos manchadas de sangre

El líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, dijo hoy que seguirán manifestándose hasta que vuelva al poder el depuesto presidente egipcio, Mohamed Mursi, e instó al Ejército a que lo restituya en el cargo.

El líder de la organización islamista Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, ha reiterado este viernes su respaldo al hasta el miércoles presidente del país, Mohamed Mursi, y ha negado haber intentado huir del país y haber sido detenido.

"Me enorgullezco de mi presidente Mursi, quien es vuestro presidente y el presidente de todos los egipcios", ha dicho durante una manifestación en favor del exmandatario frente a la mezquita cairota de Rabaa al Adawiya.

"Esta manifestación refleja a todo Egipto, con sus diferentes facciones", ha manifestado, antes de subrayar que el grupo islamista "no abandonará las calles hasta que Mursi sea reinstaurado en el cargo", según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

"Conseguiremos recuperar los derechos del pueblo egipcio, que han sido obviados con esta desgraciada conspiración", ha espetado, momento en el que los manifestantes han coreado cánticos contra el jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi.

Al Sisi anunció el miércoles la suspensión de la Constitución y puso al presidente del Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia. En consecuencia, el jueves el presidente del organismo, Adli Mansur, juró su cargo como presidente interino hasta la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

Badie ha insistido en que el pueblo egipcio "devolverá al poder a Mursi sobre sus hombros y sacrificará sus almas por él". "Dios es más grande que todos los que derraman la sangre de los mártires revolucionarios. Dios es nuestro testigo", ha añadido.

Por otra parte, ha aclarado que no escapó de la orden de detención emitida en su contra. "Estas acusaciones son simples mentiras. No somos cobardes, somos revolucionarios", ha remachado.

Este mismo viernes, Hermanos Musulmanes ha desmentido el arresto de Badie, rechazando así las informaciones publicadas en este sentido durante la jornada del jueves.

El jueves, fuentes de seguridad egipcias aseguraron que Badie había sido detenido por las fuerzas de seguridad egipcias en la ciudad de Marsa Matrouh (noroeste). En base a dichas informaciones, la Policía siguió a Badie a la ciudad, que está cerca de la frontera con Libia pero no cree que estuviera intentando huir del país, según las fuentes.

Por último, ha cargado contra el jeque de la Universidad de Al Azhar, Ahmed al Tayyeb, y el papa copto, Tawadros II, que solicitaron la celebración de elecciones presidenciales anticipadas y que se dirigieron a la nación tras el discurso de Al Sisi para respaldar la decisión del Ejército.

"Le digo al jeque de la mezquita Al Azhar --la institución suní más importante del mundo--: Eres un símbolo, pero ya no puedes seguir hablando en nombre de los musulmanes", ha manifestado Badie. "Papa Tawadros, usted es también un símbolo pero no puede seguir hablando en nombre de los coptos. Ellos tienen derecho a hablar en su nombre a través de los votos", ha añadido.