Internacional

Así quedaría el mapa si triunfasen todos los movimientos nacionalistas europeos

A diferencia de lo que solemos pensar, el secesionismo no solo un fenómeno español, sino que afecta a la mayor parte de Europa

Mapa elaborado por el cartógrafo Theo Deutinger en el que recopila como quedaría el mapa europeo si todos los sueños independentistas se cumpliesen
Mapa elaborado por el cartógrafo Theo Deutinger en el que recopila como quedaría el mapa europeo si todos los sueños independentistas se cumpliesen FOTO: La Razón (Custom Credit)

En los últimos meses hemos visto como un grupo de políticos andaluces han empezado a utilizar las diferencias dialécticas de la región como si de una diferencia idiomática se tratase. Buen ejemplo de ello es el caso de Isabel Franco, que se define a sí misma en su perfil de Twitter, como diputá de Unidâ Podemos por Çebiya y Çecretaria política de Podemos AndaluÇía. Es algo que se viene trabajando desde hace algún tiempo, hasta el punto de que en el año 2017 se llegó a escribir “Er Prinzipito”, una traducción sevillana de la icónica obra de Saint-Exupéry.

En España solemos pensar que somos una excepción en este sentido... que eso de que los políticos utilicen las particularidades históricas o las diferencias linguísticas o dialécticas de una región como un arma arrojadiza es una cosa que solo ocurre en nuestro país. Pero no es cierto... en absoluto.

El continente europeo está plagado de movimientos nacionalistas, regionalistas o autonomistas que buscan reivindicarse frente a sus respectivas patrias. Aunque no todos estos movimientos tienen la misma fuerza o penetración social. La gran mayoría de ellos ni siquiera tienen representación parlamentaria.

Un buen ejercicio para analizar este fenómeno puramente europeo, es hacerlo desde los mapas. Es la forma más gráfica y más clara de ilustrar hasta qué punto está quimera tiene su penetración en nuestro continente:

Mapa de partidos nacionalistas y regionalistas

Hace algunos unos años, la European Free Alliance o EFA, que es la agrupación del Parlamento Europeo que aúna a los partidos independentistas, dibujó un mapa con todas las regiones europeas donde los movimientos que reivindicaban su secesión o autonomía tienen alguna fuerza (aunque esta sea mínima).

Mapa de los movimientos secesionistas o autonomistas de Europa | Fuente: European Free Alliance
Mapa de los movimientos secesionistas o autonomistas de Europa | Fuente: European Free Alliance FOTO: La Razón (Custom Credit)

Analizar en profundidad este mapa sería una tarea hercúlea... y tampoco tendría mucho sentido, porque la gran mayoría de ellos son realmente diminutos. Sin embargo, hay algunas regiones donde estas reivindicaciones están en su apogeo histórico.

Los primeros casos que tendríamos que mencionar son los del País Vasco y Cataluña... pero estamos tan familiarizados con ellos, que sobra cualquier explicación. Mas allá de nuestras fronteras hay otros sueños secesionistas que también comparten miles de europeos y que, quizás, son menos conocidos para nosotros.

El independentismo en Flandes, por ejemplo, es el único movimiento europeo que podría -incluso- competir con el caso catalán. Pero tampoco se quedan atrás los secesionismos franceses, donde tienen especial fuerza el caso de Bretaña y el de Occitania (este último reivindica como propio el Valle de Arán) o los secesionismos alemanes, donde destaca el reino de Baviera. También están Cerdeña o Véneto, donde miles de ciudadanos también quieren separarse de Italia.

Mapa de todos los que fueron

Otro mapa que puede ser muy interesante es el que dibujó el cartógrafo Theo Deutinger, que se propuso una tarea mucho más ambiciosa que la EFA: reunir en un solo mapa, no solo a aquellos movimientos nacionalistas o regionalistas que están activos en estos momentos, sino también aquellos que existieron en un momento u otro de la historia... por pequeños que fueran.

Mapa europeo si todas las aspiraciones independentistas se materializasen | Fuente: the-department.eu
Mapa europeo si todas las aspiraciones independentistas se materializasen | Fuente: the-department.eu FOTO: La Razón (Custom Credit)

En este ejercicio, Deutinger se deja llevar por la fantasía distópica de imaginar una Europa donde todos estos movimientos, no solo tuvieran alguna importancia, sino que además, hubiesen conseguido su objetivo secesionista.

Si esto ocurriese, España se balcanizaría en un sinfín de distintas naciones además de la española (que se quedaría constreñida a una parte de la meseta). También estaría la andaluza, la murciana, la valenciana, la catalana, la aragonesa, la asturiana, la leonesa, la gallega, etc..

España sería uno de los países europeos que más fragmentado quedaría | Fuente: the-department.eu
España sería uno de los países europeos que más fragmentado quedaría | Fuente: the-department.eu FOTO: La Razón (Custom Credit)

En este mapa, la Europa del Tratado Schengen se transforma en la Europa amurallada de los particularismos locales... dividida en una infinita colección de banderas, donde nos podríamos topar con nuevas (o viejas) naciones tan dispares como Frisia, Occitania, Valonia, Normandía, Padania, Saboya, Aosta, Sicilia, Alta Silesia, Bohemia, Moravia, Transnistria, Crimea o Scania, (...).

Una de las regiones más divididas serían las de la región del Cáucaso y los Balcanes, donde aparecerían multitud de nuevas repúblicas, como la de Srpska o Vojvodina. Pero también hay algunas afortunadas naciones europeas que -por ahora- parece que estarían a salvo de la partición, como por ejemplo Portugal.

¿Eres de tu región o de tu nación?

Uno de los mapas más interesantes que podemos encontrar... y que nos permitirán entender mejor la situación es el que elaboró la Universidad de Gotemburgo. El estudio se basó en un sondeo sobre muchas cuestiones diferentes, como la satisfacción con los servicios de sanidad o con las infraestructuras de su país. Pero en esta encuesta también se hizo una pregunta que resulta muy ilustrativa: “¿te sientes más de tu región, de tu país o de tu continente?”.

Así, el mapa europeo queda dividido en dos colores muy bien diferenciados y que dividen a la Europa de las naciones de la Europa de las regiones. También hay que apuntar que el sentimiento de “pertenencia europea” quedó absolutamente relegado. Budapest es el único lugar donde sus ciudadanos se sienten principalmente europeos.

¿A qué se sienten más apegados los europeos, a su región, a su país o a Europa? | Fuente: Universidad de Gotemburgo
¿A qué se sienten más apegados los europeos, a su región, a su país o a Europa? | Fuente: Universidad de Gotemburgo FOTO: La Razón (Custom Credit)

Una de las curiosidades más notorias que pueden encontrarse en este estudio, es el caso de Cataluña y del País Vasco. En un hilo de Twitter que escribió Anders Sundell, director del sondeo de la Universidad de Gotemburgo, explicó: “Mucha gente se ha preguntado sobre el País Vasco y Cataluña en mi mapa de apego a regiones. ¿No tienen una fuerte identidad regional? La respuesta es que sí, pero también está muy cuestionada. Hay una gran diferencia en las calificaciones”.

Es decir, que por cada vasco o por cada catalán que da un 10 a su identidad regional, hay otro que da un 0; y por cada vasco o por cada catalán que da un 10 a su identidad nacional, hay otro que da un 0. En esta ilustración que comparte Anders Sundell en su cuenta de Twitter, se aprecia a la perfección cómo este asunto se convierte en una cuestión polémica y maniquea en nuestro país:

Ilustración sobre la polarización de los sentimientos regionalistas y nacionalistas en cada región europea | Fuente: Anders Sundell (Twitter)
Ilustración sobre la polarización de los sentimientos regionalistas y nacionalistas en cada región europea | Fuente: Anders Sundell (Twitter) FOTO: La Razón (Custom Credit)

En resumen, podemos decir que Europa -y no solo España- es un continente repleto de particularismos locales, susceptibles de ser utilizados en un momento u otro como arma de propaganda política.