Internacional

El líder de los chechenos llega a Ucrania: ¿por qué es más temido que Putin?

Ramzan Kadírov y su ejército checheno destacan por su brutalidad y crueldad, y sistematizaron el acoso, la tortura y persecuciones

Según fuentes rusas y ucranianas, el líder de los chechenios, Ramzan Kadírov, se encuentra en Ucrania animando a sus hombres en apoyo de la invasión rusa, que comenzó el pasado 24 de febrero. Según publica el digital ruso Gazeta.ru, el canal de televisión RT informó de unas imágenes que muestran a Kadírov en la zona de las hostilidades, y estaría “muy cerca” de llegar a la capital ucraniana, Kiev.

Hace unos días, Kadírov dijo que Rusia debería acelerar la ofensiva en Ucrania y optar por un “ataque decisivo”. Aunque no hay información oficial, medios tanto rusos como ucranianos aseguran que se encuentra en el territorio. Además, en las imágenes del canal de televisión RT, los comandantes informan al líder checheno sobre el curso de los combates en el territorio de la autoproclamada República Popular de Donetsk, así como los detalles de la ofensiva, y de la conversación se desprende que la ubicación de Kadírov con los combatientes está a 7 kilómetros de Kiev.

Mientras, el asesor del Ministerio del Interior ucraniano, Antón Geraschenko, también se hizo eco de la presencia de Kadírov en Ucrania, y dijo que se encuentra en Ivánkiv, una localidad al norte de Kiev, pero escondido en un sótano, según publicó en su canal de Telegram.

Geráschenko le pidió que se muestre y “no se esconda como una rata”. “Súbete a un tanque, ataca Kiev”, le dice. “A mi entender, las tácticas elegidas en Ucrania son demasiado lentas. Ha llegado el momento de tomar una decisión concreta y comenzar una operación a gran escala en todas las direcciones y en el territorio de Ucrania”, escribió en su canal de Telegram.

Los soldados chechenos han adquirido con los años la fama de desplegar una inusitada brutalidad y crueldad en sus intervenciones. Tras la disolución de la Unión Soviética en el año 1991; pero el Gobierno ruso recuperó el control de la región tras las conocidas ‘Guerras Chechenas’. La decisiva victoria de Moscú se produjo cuando consiguió atraer a su bando a Kadirov, el principal líder de las fuerzas chechenas. Haciendo uso de su propio ejército privado -una fuerza militar de entre 3.000 y 5.000 efectivos llamados “kadyrovtky”- ha sistematizado el acoso, la detención, la tortura y el asesinato de periodistas, activistas y opositores (así como de sus familiares) para hacer cumplir su voluntad.

Hace unos días también confirmó el despliegue de combatientes de Chechenia en Ucrania e informó de dos muertos chechenos en la guerra que ha desencadenado Rusia contra el país vecino.