MENÚ
martes 13 noviembre 2018
13:00
Actualizado
  • 1

La oportunista catarsis de los radicales

Tiempo de lectura 2 min.

12 de marzo de 2018. 01:49h

Comentada
12/3/2018

¿Qué opinión le merece la refundación del Frente Nacional?

El Frente Nacional ha pasado una importante página de su historia. Abandonará un nombre muy ligado a su pasado y al de su fundador, Jean-Marie Le Pen. La idea no es nueva, pero llega en un momento en que el partido busca un nuevo empuje tras su fracaso en las últimas elecciones presidenciales.

El cambio de nombre busca una completa ruptura con un pasado político controvertido y convertirse en un partido parlamentario de derechas.

¿Camina Le Pen por el sendero adecuado?

Muchas cosas han cambiado desde que Marine Le Pen tomó el liderazgo del partido. Trató de romper con las posiciones más comprometidas de su padre, sin abandonar por completo su línea antiinmigración y de seguridad, y ha centrado también el debate en su rechazo a la UE. Sin embargo, ella ha querido defender un programa económico antiliberal, que ha asustado a muchos votantes.

El partido ahora debe aclarar su línea ideológica que ha comenzado a hacer aguas desde que Phillipot se fue. Además, el partido de Le Pen tiene muy pocas personalidades visibles, tanto a nivel nacional como local.

¿Supone la sobrina de Le Pen, Marion Maréchal, una amenaza para el liderazgo de Marine?

Ella observa de cerca sus movimientos. De Momento, Marion Maréchal Le Pen está fuera de la política tras su renuncia el año pasado. Cuando regrese, porque estoy seguro de que volverá, se beneficiará de un apoyo importante. Ella encarna una línea política conservadora, que tiene muchos seguidores dentro del partido. También tiene juventud, y aporta ese aspecto novedoso que resulta atractivo.

Últimas noticias