Londres reanuda este viernes los vuelos con origen y destino en la península del Sinaí

Fotografía de archivo tomada el 3 de enero de 2004 que muestra a turistas italianos haciendo cola en el aeropuerto Sharm el Sheij (Egipto)
Fotografía de archivo tomada el 3 de enero de 2004 que muestra a turistas italianos haciendo cola en el aeropuerto Sharm el Sheij (Egipto)

El Gobierno británico ha anunciado que este viernes reanudará los vuelos comerciales con origen y destino en la ciudad egipcia de Sharm al Seij con "medidas adicionales de seguridad", tras la suspensión ordenada por la explosión de un avión poco después de partir del resort turístico.

"Después de varias discusiones con las aerolíneas y con las autoridades egipcias, hemos acordado un paquete de medidas de seguridad adicionales y, consecuentemente, el Gobierno ha decidido que los vuelos se reanuden este viernes", ha anunciado Downing Street en un comunicado.

Un portavoz, citado por BBC, ha detallado que, como parte de las nuevas medidas de seguridad, los pasajeros de estos vuelos solo podrán viajar con el equipaje de cabina. Las demás maletas se transportarán de forma independiente.

Reino Unido suspendió el miércoles los vuelos con este resort turístico ante la sospecha de que la tragedia en la península del Sinaí se debe a una bomba colocada en el interior del avión por personal del aeropuerto de Sharm al Seij siguiendo instrucciones del Estado Islámico.

La reactivación de la ruta aérea se produce después de que el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, haya pedido expresamente al primer ministro británico, David Cameron, --durante su visita oficial a Reino Unido-- que levante la prohibición.

Los hechos

Un Airbus 321 de la aerolínea rusa Kogalimavia se desintegró el pasado sábado en el aire tras despegar en Sharm al Seij rumbo a San Petersburgo en una zona montañosa del Sinaí, donde operan numerosos grupos armados que desafían al Gobierno de Abdelfatá al Sisi.

Provincia del Sinaí, un grupo que ha jurado lealtad al Estado Islámico, se ha atribuido --hasta dos veces-- el derribo del avión "en respuesta a los bombardeos rusos que han matado a cientos de musulmanes en territorio sirio".

Expertos rusos y egipcios, además de franceses y alemanes en representación de Airbus, investigan el accidente sobre el terreno. Las dos cajas negras han sido recuperadas, pero una de ellas --la que recoge las conversaciones en cabina y con el control de tierra-- está parcialmente dañada.

Como medida de precaución varias aerolíneas --alemanas, francesas, irlandesas y emiratíes-- han decidido rediseñar sus rutas para evitar sobrevolar la península del Sinaí hasta que se esclarezcan las causas del siniestro. Reuters/EP