El Girona destituye a Josep Lluís Martí por los malos resultados

Los malos resultados han llevado al Girona a prescindir de Josep Lluís Martí.

El Girona hizo oficial la destitución de Josep Lluís Martí este martes; dos días después de que el conjunto rojiblanco pusiera aún más en riesgo su billete para el playoff de ascenso a Primera al hinchar la rodilla contra el Málaga en La Rosaleda (2-0).

Francisco Rodríguez, ex entrenador del Huesca (2018-19), es quien tiene más números de convertirse en el nuevo técnico del equipo de Montilivi.

El conjunto gerundense es quinto a falta de seis jornadas por el final de la liga regular, pero ya solo dispone de un punto sobre el séptimo (Alcorcón) y, de hecho, este viernes podría saltar al césped de Montilivi para enfrentarse al Zaragoza habiendo caído de los puestos de playoff.

El Girona esperaba que se retomara la competición con la ilusión de apurar sus opciones de optar al ascenso directo; pero solo ha sumado cinco puntos de los 15 posibles, y ahora la prioridad es asegurar la presencia en la promoción de ascenso.

Tras un discreto e irregular inicio de curso, con Juan Carlos Unzué en el banquillo, Martí recaló en Montilivi a finales de octubre para enderezar el rumbo de uno de los grandes candidatos al ascenso.

Pero el equipo ha seguido mostrándose gris y Josep Lluís Martí ha ido perdiendo crédito hasta que finalmente, buscando una reacción, el Girona ha decidido destituir al técnico mallorquín, que ha cerrado su etapa en Montilivi con nueve victorias, ocho empates y hasta seis derrotas en un total de 23 encuentros de liga.

El cuadro de Montilivi ha sumado el 50,7% de los puntos posibles con Martí (35/69), una cifra ligeramente superior a la que registró con Unzué (16/36 = 44,5%), pero, a la vez, insuficiente para responder a las altas expectativas generadas alrededor del equipo.

Al igual que su predecesor, Martí tampoco ha hallado la tecla para hacer funcionar un bloque en el que muy pocos jugadores han estado a su nivel más allá de Cristhian Stuani, autor de 24 de las 42 tantos del Girona en la liga y máximo goleador de Segunda División.

El ya exentrenador gerundense ha ido repitiendo que se lograría el objetivo del ascenso, especialmente en las últimas semanas, pero los más que discretos resultados cosechados desde que se retomó la liga le han condenado definitivamente.

El cuadro del Estadi Municipal de Montilivi tan solo ha sumado más puntos que el Lugo (4), el Numancia y el Extremadura (3) y el Racing de Santander (2) y apenas ha hecho dos goles; así que la directiva rojiblanca se ha visto obligada a reaccionar para seguir aspirando al ascenso.