Puede que la razón de no dormir bien sea tu almohada

Te contamos como elegir el modelo correcto para mejorar tu sueño.

Te contamos como elegir el modelo correcto para mejorar tu sueño
Te contamos como elegir el modelo correcto para mejorar tu sueño FOTO: @paulaordovas

Cada vez son más los expertos que apuntan a la importancia que tiene elegir la almohada correcta para nuestro descanso. Mientras que para muchos se trata solo de un complemento con el que adornar la cama, en realidad es un elemento fundamental para conseguir un sueño reparador. Seguro que a la hora de comprar una cama te pasas muchas horas mirando cual es el colchón que mejor se adapta a tu cuerpo y a tus necesidades: más bajo o más alto, tamaño, dureza, flexibilidad, material, transpirabilidad... Algo que está muy bien, pero que deberíamos hacer también con nuestra almohada.

Y es que no elegir el modelo correcto puede tener muchas más consecuencias de las que imaginas. Dolor de espalda, sobre todo dolor cervical o vértigos, jaquecas y migrañas, tensión en cuello o cansancio diario son algunos de los síntomas más comunes. Hay que tener en cuenta que pasamos casi 26 años de nuestra vida en la cama, por lo que si durante las horas del sueño adaptamos una postura antinatural podemos pagarlo durante el día. Por ello probar hasta dar con la almohada correcta es tan fundamental como hacerlo con el colchón.

Según los expertos hay que valorar la altura y el grosor. Si duermes boca arriba la almohada debe ser fina, si duermes de lado, lo más importante es el volumen del relleno para sujetarte la zona cervical. Si duermes boca abajo quita la almohada de la cabeza colócala bajo tu tórax y abdomen para evitar el dolor de espalda. No existe la almohada ideal, ya que esto dependerá muchísimo de la anatomía de cada persona y sus necesidades, así como sus posturas, aunque si tuviésemos que dar unas pautas generales estas sería:

-Busca una con un término medio de dureza, ni muy blanda, ni muy dura y, por otro lado, debe tener el volumen suficiente para que podamos reposar sin problema todo el espacio de nuestras cervicales, desde el hombro hasta la oreja.

-Escoge mejor una realizada con materiales naturales como el algodón o rellenos de plumas de ave, que evitará alergias y te mantendrá alejado de productos químicos que pueden llevar las fibras sintéticas.

-Prueba una y otra vez todos los modelos que haga falta hasta que des con el que mejor te va. No tengas prejuicios, como pasa en muchas otras cosas de la vida, lo más caro no tiene por qué ser la que mejor le va a tu cuerpo.