• 3 diseñadores emergentes, el valor del talento

3 diseñadores emergentes, el valor del talento

Descubre cómo y quiénes son los creadores que lideran el cambio.

Un espejo, la silla en la que trabajas o el sofá para descansar. Todo es diseño. Y una gran parte de ellos están ideados y creados por diseñadores emergentes que muestran su talento y que marcan el futuro del sector en nuestro país y en el mundo. ¿Quieres conocerlos?

Fabré y Fauquié

Blanca Fabré y Alejandro Fauquié forman este estudio,especializado en arquitectura de interiores y decoración. Trabajan todo tipo de disciplinas y valoran que cada proyecto esté hecho a medida de sus clientes con el fin de que sientan que realmente están dentro del espacio que ellos desean. “Esto nos ofrece el privilegio de poder crear espacios de todo tipo, contemporáneos, vanguardistas o más clásicos”, apuntan.

El hilo conductor de su trabajo es la calidad y la armonía, entre la arquitectura y las piezas de decoración. “Pensamos que un buen proyecto es el que puede perdurar en el tiempo y seguir siendo bueno por mucho que las modas cambien”. ¿Cómo hacen su trabajo? Los diseñadores comentan que, tanto en la fase de obra como en la fase de decoración,trabajan, a medida, diseñando cada uno de los espacios y fabricándolos con sus artesanos de confianza, “también nos gusta mezclar con buenas obras de arte y alguna pieza de anticuario para darle carácter al proyecto. El manejo de una buena iluminación siempre es básico en cada uno de nuestros proyectos”.

Tres diseñadores garantizan que las creaciones de interiores tienen futuro

El hecho de que ambos vengan de familias muy ligadas a la arquitectura, el interiorismo y el arte les marcó para decantarse por estudiar esta disciplina. “Vivir con ello, desde que tienes uso de razón, hace que tengas, por lo menos en nuestro caso, una sensibilidad especial ante lo que nos rodea”.

A la hora de ver el futuro, Blanca Fabré y Alejandro Fauquiéremarcan que no tienen una meta inalcanzable, “tenemos la gran suerte de dedicarnos a lo que nos gusta y que nuestro trabajo dé su fruto, lo más satisfactorio es cuando un cliente repite y lo más excitante siempre es el proyecto nuevo donde puedes volver a crear de cero”.

Marta de la Rica

Diseñadora de interiores, en su estudio se centra en esta disciplina, principalmente de viviendas unifamiliares, aunque también tocan oficinas, restaurantes, hoteles y locales comerciales. Explica que su proyecto soñado es aquel “en el que puedes intervenir desde la arquitectura, el paisajismo, la arquitectura interior, el mobiliario, la iluminación, hasta el último detalle... De estos hay algunos y muchos otros en los que tratamos solamente una parte”.

Tres diseñadores garantizan que las creaciones de interiores tienen futuro

Marta empezó en el mundo del diseño de interiores inconscientemente muy pequeña, desde que tenía 8 años. “Acompañaba a mi padre, gran aficionado a ferias de anticuarios y leía revistas de decoración sin saber que me dedicaría a ello. Eso fue posándose hasta hacer de ello mi profesión”. Sin ánimo de fijarse grandes retos en su trabajo, “creo más en las metas a corto y medio plazo. Apuesto por un crecimiento lento pero consolidado a base de trabajar mucho. La seguridad también me permite disfrutar de mi trabajo, que me apasiona, y por supuesto de mi familia que me apasiona todavía más. Haciéndolo así, paso a paso, creo que la vida me llevará donde me tiene que llevar.

Marta de la Rica tiene previsto iniciar, durante este año, un nuevo proyecto que supone una nueva rama de su negocio: una tienda online con piezas muy especiales que van encontrando por el mundo.

Quintana Partners

Los fundadores de Quintana Partners son los jóvenes creadores Benito Escat y Pol Castells. Se definen como conservacionistas, recicladores y reutilizadores, “nos gusta utilizar piezas que tengan una historia y valor añadido del paso de los años. Para nosotros, más es siempre más”.

Tres diseñadores garantizan que las creaciones de interiores tienen futuro

Empezaron muy pronto a diseñar. “Ambos nos iniciamos después de cursar nuestros estudios en interiorismo, creamos nuestro propio despacho y empezamos trabajar en Menorca, aunque somos los dos de Barcelona ciudad”, nos comentan. Respecto a metas fijadas y a dónde les gustaría llegar en su sector, explican que les gustaría no perder su esencia y “siempre realizar proyectos que nos fascinen, permitiéndonos desarrollar nuestro arte”.