• 1

Ideas frescas para cocinar a altas temperaturas este verano

El verano puede ser muy agobiante, de modo que la mejor manera de sobrellevarlo es con una alimentación que favorezca nuestro organismo a apaciguar las temperaturas altas. Hay alimentos que son mucho más recomendables para calmar y apaciguar a nuestro aparato digestivo. Con esos alimentos podemos crear recetas frescas novedosas, variadas y saludables. Además, insistimos con una serie de consejos que harán de tus comidas un momento de relajación y disfrute que tu organismo pedirá a gritos

  • Ideas frescas para cocinar a altas temperaturas este verano
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de junio de 2018. 13:45h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 26/6/2018

ETIQUETAS

Con la llegada del verano los alimentos que consumimos y la forma de prepararlos cambian en base a las altas temperaturas con las que tenemos que lidiar en la mayor parte del territorio español. El cuerpo pide recetas frescas que nos hagan sentir más livianos y menos acalorados durante el día. Aprovechando que el calor nos trae sed constante, las bebidas pueden convertirse en un alimento que forme parte de nuestra dieta diaria como batidos compuestos por frutas y hielo, así como cremas frías de verduras a base de vegetales y leche.

La imaginación y la creatividad juegan un papel importante en este proceso alimenticio, ya que, aunque parece que es fácil crear un plato caliente, lo cierto es que las recetas frías son mucho más abiertas puesto que puedes combinar muchos más alimentos creando nuevas ensaladas con toques diferentes.

Alimentos del verano, frescos y sanos

Escoger los alimentos que consumimos en verano es fundamental para que nuestro organismo responda al estrés provocado por el calor. En algunas ocasiones nos llegamos a sentir cansados, sin ganas de realizar ninguna actividad, negativos, y en algunos casos, depresivos. No obstante, nunca pensamos que la alimentación pueda provocar esos estados emocionales, lo cual es totalmente erróneo. A nivel psicológico la alimentación es una herramienta potente que determina el estado mental de cada persona.

Si consumimos productos frescos y naturales, nuestro organismo funcionará mejor, pero si nos alimentamos de comida precocinada y basura, nuestro aparato digestivo tenderá a funcionar más lento, lo cual determinará cómo nos sentimos. A nivel físico, es indiscutible cómo afecta lo que nos llevamos a la boca. En épocas veraniegas es evidente que, si comemos platos calientes, sentiremos las temperaturas altas con más intensidad; en cambio, si consumimos alimentos frescos nuestro cuerpo se calmará, ya que es precisamente lo que necesita.

Incluso para las personas que no saben cocinar, existen recetas de cocina fáciles que pueden ser seguidas por cualquiera. Es más, las recetas de verano suelen ser más sencillas, ya que no es tan frecuente comer guisos o sopas elaboradas, sino que la mayoría de los platos pueden hacerse con una sartén, una cazuela para hervir agua, unos cuchillos afilados y una minipimer. Lo alimentos más recomendados en esta época son las frutas y las verduras de todo tipo, así como las legumbres en conserva, los pescados ahumados, y los quesos frescos.

Consejos para cocinar a cuarenta grados

Independientemente de que cocinemos y dónde lo hagamos, fuera o dentro de casa, los calores están asegurados. De modo que hay que encontrar la manera más ¨fresca¨ de hacerlo sin morir en el intento.

Cocinando dentro del hogar

Aunque lo ideal en verano es tener una terraza donde podemos disfrutar de comidas y cenas con una gran sombrilla que nos resguarde del sol, lo cierto es que no todo el mundo puede disfrutar de esta ventaja. De modo que para los que tienen que comer dentro de casa, lo único que queda es escoger los alimentos y elaborar las recetas que resulten más frescas y ligeras.

Alguna de las recetas de verano más populares son la famosa ensalada de pasta fría a la cual el puedes añadir lo que más te agrade según preferencias, ya sea atún, queso, jamón, tomate, pepino, etc. Otras ensaladas como las que se elaboran combinadas con frutas como manzana, piña o fresas están cogiendo fuerzas por su toque dulce y fresco. La ensalada de arroz también es una buena opción que puedes mezclar con los ingredientes que escojas.

Dejando las ensaladas atrás, hay otras recetas que son refrescantes, ricas y fácil de elaborar como, por ejemplo, un tartar de atún o de salmón macerando el pescado con soja y limón. A esta receta se le puede añadir aguacate, tomate y pepino. Las cremas frías de verduras son una opción ideal para los amantes de las sopas; se puede añadir aguacate para darle cremosidad a la textura. Y para los más golosos, los helados no pueden faltar, pero puedes hacerlos caseros para que tu organismo no se sienta tan pesado.

Cocinando al aire libre

Para los que tienen la ventaja de tener una terraza o patio grande, la idea está clara: lo que necesitas es una barbacoa. En esta página web llamada Todo Barbacoa puedes encontrar recetas originales y sabrosas. Aunque usar carbón puede acentuar más la sensación de calor, lo cierto es que disfrutar del aire ¨fresco¨ nocturno con unas bebidas frías y unos snacks con salsas frías como aguacate o queso es un placer envidiado por muchos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs