MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
22:55
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

María Leticia, Marie de Solms o la Princesa Brouhaha

  • María Leticia, Marie de Solms o la Princesa Brouhaha

Tiempo de lectura 4 min.

29 de agosto de 2018. 04:13h

Comentada
Amadeo-Martín Rey y Cabieses.  29/8/2018

ETIQUETAS

María Leticia Studehelmina Bonaparte-Wyse nacida en Waterford, Irlanda, en 1833 y fallecida en París en 1902, era hija de sir Thomas Wyse, plenipotenciario británico en Atenas y miembro del Parlamento, y de la princesa Leticia Bonaparte, hija a su vez de Luciano Bonaparte, príncipe de Canino y de Mussignano, y de Alexandrine de Bleschamp. Según la princesa Carolina Murat, fue una mujer muy hermosa, con cierto parecido con las princesas del Primer Imperio. Era no solamente bella sino muy lista y bien educada. Y una escritora autora de versos, novelas y obras de teatro, además de rivalizar con Madame de Miribel en el arte de pintar miniaturas.

Como escritora, María Leticia Studehelmina utilizó, entre otros, el pseudónimo de princesa Brouhaha, que debió a Alphonse Karr.

El jueves 27 de febrero de 2003, Françoise Vaysse, en un ciclo de «Soirées de Lecture» organizado por la Bibliothèque des Amis de l’Instruction, en París, pronunció la conferencia «''L’archinconnue'' ou ''La Princesse Brouhaha'', un personnage de théatre: Marie Laetitia Bonaparte-Wyse (1831-1902)». Y, en efecto, es poco conocida. La expresión «brouhaha» alude al interés público excitado, al clamor que espera algún evento excepcional. En el teatro medieval se decía que era «el grito del demonio disfrazado de clérigo». Puede que derive del hebreo «barukh habba», es decir, «sea bendito el que viene». Otro de los alias de María Leticia era el de condesa viuda de Solms-Laubach-Laubenheim. Ella se había casado tres veces. En 1849, con solo 15 años, con un rico alsaciano, Frédéric Joseph de Solms, hombre intrigante y con tan desmesurados deseos de triunfos políticos que fue expulsado de Francia, falleciendo poco después en Norteamérica.

POLÍTICA Y LITERATURA

Leticia utilizaba por eso el inventado título de condesa de Solms y con él publicó en Bruselas un libelo titulado «El casamiento de una española» en el que se ridiculiza a una tal condesa de Seba. Se refería a Eugenia de Montijo, emperatriz de los franceses y condesa de... Teba. María Leticia fue también conocida como Marie de Solms, princesa de Solms, Madame Ratazzi, Bernard Camille y barón de Stock, nombre con el cual colaboró en el periódico «Le Constitutionnel». Recibió además el sobrenombre de «La musa de los Alpes». En 1863 casó con el ministro italiano Urbano Ratazzi y se convirtió en una celebridad en Italia, donde era llamada «Divina Fanciulla». En 1880 contrajo matrimonio con el político español Luis de Rute y Giner. María Leticia se rodeó de patriotas revolucionarios y de pensadores audaces. Se opuso a Napoleón III y fue expulsada de Francia en 1853 perdiendo así su derecho a percibir 2.000 libras anuales. Una de las causas fue la publicación de su obra «Les mariages d’une créole», en la que criticaba duramente a M. Scheneider, sucesor de Walewski en la Cámara. Se hizo enemiga de la emperatriz Eugenia y mantenía un salón político y literario frecuentado por cuanto opositor al régimen existía en París. En algún momento declaró su ambición de convertirse en la Madame de Staël del Segundo Imperio. El emperador dijo de ella: «Mi hermosa prima es la perfección de todas las virtudes. Las tiene todas, las buenas y las malas. Maneja admirablemente el abanico, pero también, desafortunadamente, la pluma. Es perdonable que se dedique a la poesía, pero da demasiado que hablar y eso es mucho más serio». Al dejar París tomó una villa a la orilla del lago de Bourget, donde se rodeó de una pequeña corte de admiradores. Ella había fundado las famosas «Matinées d’Aix les Bains». Al casarse con Ratazzi sus recepciones se convirtieron en «Les Matinées Italiennes».

Su carácter

Lo que es seguro es que María Leticia era una artista. Aprendió pintura y miniatura con Madame de Miribel, escultura con James Pradier, caricatura con Honoré Daumier, periodismo con Tony Révillon y música con Rossini y Chopin, es decir, con los más altos exponentes de esas artes. Chateaun–

riand decía de ella que era de niña un genio. Su vida familiar y sentimental fue bastante extravagante. Su madre la tuvo tres años después de separarse de Thomas Wyse. Su padre real fue el capitán británico Studholm John Hodgson. Su primer marido la abandonó para irse a América. Tuvo un hijo, Alexis de Solms, con su amante el conde Alexis de Pommereu; una hija, Romana Ratazzi, de su segundo marido, y dos más adoptadas, Teresa y Dolores de Rute, con su tercer esposo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs