Un verano de cine

Las películas y el estío son un clásico, sobre todo al aire libre. Pero ¿se puede llevar el cine de vacaciones?

  • Un verano de cine

Tiempo de lectura 4 min.

27 de julio de 2018. 03:53h

Comentada
Juan Scaliter.  26/7/2018

Un todo en uno

Ahora que la mayoría de los hoteles tienen internet, el reciente Fire TV de Amazon puede llevarse a casi cualquier sitio. El dispositivo es, básicamente, una mezcla de Alexa y sistema de entretenimiento. Basta llegar y pedirle al pequeño cubo: «Quiero ver Juego de Tronos», y allí va el pequeñajo a encender la televisión, conectar el sistema de audio, rastrear en HBO la serie y ponerla desde el último capítulo que vimos. Todo ello sin usar ningún mando. En ningún momento. Fire TV es capaz de reproducir contenido 4K y HDR, y viene con un adaptador de Ethernet para cargar contenido a mayor velocidad.

Un verano de cine

Como en la butaca

Más pensado para el hogar que para la naturaleza, el Cinera Headset es una muy buena alternativa para los que se encierran en el hotel en vacaciones (que los hay). El sistema de vídeo ofrece una pantalla de 5K UHD gracias al uso de doble pantalla, una para cada ojo, con su trayectoria de luz. Esto permite ver imágenes en 3D de altísima calidad. Para los más reticentes a los esfuerzos de sostener pantalla y llevar cascos, el Cinera permite usar un brazo articulado, para desentenderse por completo de él.

Un verano de cine

El proyector de bolsillo

Imaginad por un segundo que la pantalla de nuestro smartphone fuera desplegable y que se pudiera ampliar hasta los dos y hasta tres metros cuadrados. Básicamente eso es lo que hace el proyector iCODIS CB-100. Con un peso de solo 270 gramos y apenas unos 6 centímetros de lado, el proyector se conecta al smartphone para emitir, sobre cualquier superficie plana y clara, la imagen deseada. Su sistema operativo es Android, tiene 1G de memoria RAM y 8G de ROM, lo cual permite también guardar varias películas. Cuenta con una batería de 4000 mAh y también es posible utilizarlo para videojuegos. Para una mayor comodidad, incluye un trípode.

Un verano de cine

Alternativa McGyver

¿Qué hubiera hecho el genio televisivo si hubiera querido ver una película desde su smartphone, pero en pantalla grande? Hubiera construido una caja con una lupa para proyectar las imágenes. Básicamente eso es el Cardboard Smartphone. Con un aumento de hasta 8x, este proyector puede transmitir desde el teléfono cualquier tipo de contenido y la configuración de la caja contribuye a aumentar el volumen del sonido. Al ser de cartón y plegable, es fácil llevarlo a cualquier sitio y su diseño retro lo hace un poco más entrañable.

Un verano de cine

Metido en la gran pantalla

El Royole-X, es el más discreto de todos los sistemas de audio y video inmersivos. Se trata de un sistema plegable que une cascos y pantalla. Cuenta con un disco duro de 32GB para cargar contenido, controles con ruedas táctiles intuitivas para personalizar la experiencia y entradas para HDMI y USB. También permite ver contenido a través de una conexión bluetooth y por red wifi. Las pantallas AMOLED incluye resolución Full HD y detecta automáticamente si el contenido es en 2 o 3D. La batería es quizás lo menos eficaz de todo el sistema: «apenas» 5 horas de uso continuo.

Un verano de cine

Compartir la música

A veces la experiencia del cine o la música sabe mucho mejor si se comparte. Pero no siempre es posible hacerlo con buena calidad. Para evitar el uso de ladrones y sistemas de doble entrada para cascos que repercuten en la experiencia, existe el Mixcder 2-in-1 Bluetooth. Su uso es sencillo: basta sincronizar los cascos inalámbricos al teléfono o la tableta y luego esta al receptor Mixcder (solo la primera vez, luego ya los detectará automáticamente). A partir de ese momento ambos escucharán lo mismo con la misma calidad. El receptor puede estar a diez metros de la fuente de sonido y su batería se carga en dos horas y tiene un rendimiento de hasta 18.

Últimas noticias