MENÚ
domingo 21 abril 2019
01:31
Actualizado

La Junta justifica su recorte a Religión porque «es evaluable»

Prevé que el aumento de los alumnos que opten por ella mitigue la reducción lectiva

  • La consejera de Educación aprobó reducir a la mitad la asignatura
    La consejera de Educación aprobó reducir a la mitad la asignatura
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de agosto de 2016. 10:58h

Comentada
Sevilla. 3/8/2016

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, confirmó ayer la reducción del horario de las clases de Religión el próximo curso, pero ha dicho que la Junta prevé que ésta se compense con un aumento del número de alumnos que se matriculan de esta asignatura porque «puntúa para la nota final».

«La Consejería de Educación está cumpliendo la Lomce, que establece una horquilla de máximos y mínimos de horas de clases de Religión y hemos escogido, como se anunció en su momento, la parte baja de la horquilla porque creemos que hay otras materias que requieren más tiempo para que tengamos alumnos mejor formados», explicó.

Vázquez respondió de esta forma, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntado sobre las movilizaciones previstas por los sindicatos. «Por culpa de la Lomce, la Religión es una materia evaluable y es posible y previsible que haya más niños que se matriculen (el próximo curso) porque esa materia computa para la nota media final, con lo cual harán falta más profesores», razonó.

«Se compensará una cosa con la otra» porque se reducen las horas, pero se prevé que habrá un mayor número «de peticiones de participación en esas clases». «Hay menos horas lectivas, pero al haber más alumnos, los profesores tendrán más horas que impartir», insistió.

En total, la asignatura se ha reducido –a la espera de las nuevas solicitudes– en más de 750 horas, que deberán repartirse entre los afectados. En la práctica supondrá entre 2 y 4 menos de clase por docente. Los sindicatos han denunciado el «ataque» y la «precarización» de un colectivo que aglutina a 650 profesores en Secundaria –dos mil incluyendo Primaria–, más de la mitad con jornada reducida.

Últimas noticias