Una feria para perderse entre libros

El escritor David Monthiel estrena novela con una «road movie» bajo el levante de Cádiz

El mes de mayo inicia su cita anual con la cultura en la Plaza Nueva de la capital andaluza. La Feria del Libro de Sevilla arrancó ayer con el pregón pronunciado por la escritora Almudena Grandes y esto quiere decir que en los próximos días pasará por las casetas y carpas lo más granado del panorama literario en lengua española y extranjera. Encuentros con autores, firmas de libros, conferencias, charlas para los más pequeños, de todo para que cualquiera se vaya a casa con ganas de abrir un ejemplar y olvidarse del ruido y las pantallas. En esta ocasión, el foco está puesto en la mujer lectora, escritora, protagonista, etc, un guiño morado que la nueva dirección del evento se ha empeñado en dejar claro en los últimos meses de presentaciones y que ya se puede disfrutar. Por fin, llega a este mundo un alegato que además de levantar una voz, un libro, una palabra o un poema, se transforma seguro en un maravilloso regalo y en una oportunidad para los que sólo ven y leen autores masculinos. Una de las citas más importantes de la jornada la protagoniza Blue Jeans a las 18:00 horas para firmar y charlar con sus lectores. Media hora más tarde, en el Consulado de Portugal, el escritor luso José Luis Peixoto centra la jornada dedicada al país vecino, mientras que a las 19:00 horas May R. Ayamonte y Jose Diamond charlarán en la Pérgola de literatura juvenil. A las 21:00 horas, encuentro con Laura Freixas, quien cerrará la jornada. También estarán firmando ejemplares Juan Eslava Galán, Julio Muñoz (@rancio), Antonio Puente, Gracia Iglesias o Victoria León, entre otros.

Como decíamos que lo mejor era abrir un libro y leerlo, antes, claro, hay que comprarlo, que para eso se hacen las ferias y vive el gremio. Aquí llega uno que sólo con el título ya dan ganas de sentarse y olvidarlo todo. Vamos, prácticamente a lo que incita el espacio urbano/natural en el que se desarrolla «Las niñas de Cádiz» (El Paseo) de David Monthiel, que vuelve tras su exitoso «Carne de carnaval», que también publicó el mismo sello. Partimos de la premisa de que la literatura de territorios, la que se vincula con un lugar y su gente, nace predestinada a leerse bajo la marca de dichas coordenadas. No hace falta enumerar aquí los ejemplos repetidos hasta la saciedad (Pessoa, Joyce, Brodsky). De la misma manera, tampoco se necesita explicar que lo que se escribe por y en Cádiz presenta un matiz especial, como diferente es esa tierra, que engancha desde el arranque de la obra. Monthiel lleva al detective Bechiarelli fuera de las lindes de la ciudad para desentrañar una desaparición de la que no hay explicación posible. Sopla el levante y ésa es la señal de que todo es posible en la ciudad. Mucho más si es pleno verano. El lector se topará con toda la fauna gaditana que puebla durante esos meses la dorada costa que ahora se ha puesto de moda bajo el nombre de «Cadizfornia»: especuladores, turistas, inmigrantes, «neohippies», señoritos. A todos pone voz el autor y además con un verdadero conocimiento del habla gaditana y sus diferentes registros. Libro de misterio, novela negra caletera, una «road movie» hasta la playa de El Palmar. En realidad, «Las niñas de Cádiz», como la propia ciudad, rompe las fronteras de la propia narración porque disfruta de todos los elementos necesarios para convertirse en un clásico. Además, como si fuera un regalo, al leerlo aparecen constantes puentes que llevan a otras músicas, lecturas y películas. Imprescindible para dar la bienvenida al buen tiempo.

Seguimos en clave gaditana porque esta noche a las 21:00 horas hay una cita con el músico Javier Ruibal. Una de las voces andaluzas que no nos cansamos de recomendar cada vez que tenemos ocasión pese a sus atrevimientos con la música de Satie. Perdonado queda y canta para recordar su trayectoria musical en el Teatro Lope de Vega. Mientras, en el Cartuja Center el musical «La familia Adams» llega después de convencer a más de 150.000 espectadores en Madrid. Miedo, humor y canciones que recuperan una de las sagas más desternillantes que la cultura popular ha creado en sus distintas versiones. En cuanto a las artes escénicas, sigue adelante la interesante programación del Fest por diferentes salas sevillanas. Para hoy en La Fundición «El nombre», pieza a la que releva en el mismo espacio durante el sábado y el domingo «Gloria». En la Sala Cero esta noche «Lavar, marcar y enterrar», mientras que mañana y pasado lo hará «El comediante». Por su parte, en Teatro TNT se presenta también hoy y mañana «Flores de España», mientras que el domingo lo hará «España ingobernable».

En el apartado de exposiciones, destacamos dos en la capital malagueña. Por un lado, la muestra «Behind the scenes» en La Térmica para conocer las interioridades del espectáculo «Totem» de la prestigiosa compañía El Circo del Sol. El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta por primera vez en España la exposición «Hullo, Hullo», de Rosay Wylie, con la que la controvertida artista inglesa ofrece sus trabajos sobre distintas técnicas a través de su imaginación y creencias.

Bajamos el telón con un intérprete de altura. El nombre es Jorge Luis Prats y se enfrenta el domingo en el Teatro de la Maestranza a la suite «Iberia» de Isaac Albéniz. Desde mayo de 2007, cuando dio su primer recital en el Festival Internacional de Piano, su carrera ha ido experimentando un ascenso imparable. Sus recitales debut en el prestigioso ciclo «Meister Pianisten» en el Concertgebouw de Ámsterdam han sido recibidos con grandes ovaciones.