El PP propone una rebaja fiscal de más de 18 millones para los vecinos de Valladolid

Según el Grupo Popular supondría un ahorro de alrededor de 150 euros por unidad familiar

La Razón
La RazónLa Razón

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid acaba de proponer una rebaja fiscal que ascendería a un importe total de 18 millones de euros de ahorro para sus vecinos, con una media de 148 euros por hogar. La reducción contempla, además de la supresión de la tasa de basura propuesta por el Tripartito municipal, la rebaja de otros tributos como es el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el impuesto de Vehículos, el de Plusvalías, el relativo a actividades económicas, otro sobre construcciones, instalaciones y obras, así como también la tasa por licencias ambientales.

Además, según los populares, esta propuesta «favorece socialmente a los vecinos de Valladolid al tener en cuenta a las familias de escasos recursos, a las familias numerosas, a las pequeñas y medianas empresas, así como a los propietarios y compradores de viviendas de protección pública o a la accesibilidad de las personas con discapacidad».

En el caso de IBI, se propone una rebaja en un porcentaje idéntico a la subida que experimente los valores catastrales, de tal forma que se pague el próximo año un 10 por ciento menos que en el presente año. En cuanto a impuesto sobre vehículos, el porcentaje de bajada oscilaría entre el 10 por ciento de aquellos utilitarios con menos de ocho caballos fiscales y el 1 por ciento de los de más de dieciséis.

También se plantea una reducción en un 10 por ciento del gravamen del impuesto de Plusvalías que se aplica a su base imponible en la actualidad.

Otra de las sugerencias pasa por aumentar las bonificaciones fiscales previstas en el artículo 11 de la Ordenanza Fiscal reguladora del IBI para las viviendas de protección pública de gestión y la bonificación reguladora para las familias numerosas de categoría general, que pasaría del 40 al 50 por ciento.

Según el Grupo Popular, la propuesta de subir un 10 por ciento la valoración catastral de todas y cada una de las viviendas de Valladolid además de una «injusticia social» es un clarísimo «incumplimiento» del compromiso de gobierno que adoptaron el PSOE y la formación política Valladolid Toma La Palabra, cuando «fijaron la subida del IBI a las viviendas de más de 400.000 euros y la bajada para las restantes.

«Con su revalorización catastral sube el IBI a todas las viviendas de Valladolid, a las más caras y de lujo y a las más modestas. Se da la paradoja que esta subida de valor catastral se realiza incluso en aquellos vecinos en riesgo de desahucio, aumentándoles los impuestos municipales», según señalan en un comunicado.

«Esta propuesta del grupo municipal popular es factible gracias a la magnífica situación económica en la que quedó el Ayuntamiento de Valladolid el pasado mandato, quedando con un superávit de 30 millones de euros. Por lo tanto es posible que se pueda realizar este esfuerzo de 18 millones», se concluye.