La Sanidad de castellanos y leoneses a la vanguardia de la España autonómica

Así lo revelan los últimos datos de las encuestas a los usuarios del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, valora los datos del Barómetro Sanitario 2017, junto al director general de Innovación y Resultados en Salud, Rafael Sánchez Herrero / Dos Santos
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, valora los datos del Barómetro Sanitario 2017, junto al director general de Innovación y Resultados en Salud, Rafael Sánchez Herrero / Dos Santos

La Sanidad de los castellanos y leoneses se sitúa a la vanguardia de la España autonómica. Así lo revela el Barómetro Sanitario realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas, y que publicó el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Unos resultados que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, calificó de «muy positivos», ya que ponen de manifiesto que la satisfacción de los usuarios con su Sanidad Pública «es elevada» y por «cuarto año consecutivo aumenta».

Asimismo, destacó que nuestra Comunidad obtiene la nota más alta (7,07 puntos sobre 10) desde 2002, año en el que arrancó el Barómetro, y recordó que «siempre hemos estado por encima de la media nacional».

Sáez Aguado informó que el 72,1 por ciento de los encuestados considera que el sistema funciona bastante bien o bien, mientras que más de un 77,7 por ciento acudiría a un centro de Atención Primaria si tuviera un problema de salud, que aumenta hasta el 79,8 por ciento en el caso de un ingreso hospitalario.

La nota que otorgan los castellanos y leoneses a las consultas de Atención Primaria es del 7,53, 20 décimas más que la media en España, mientras las de especialistas recibieron un 7,14, frente al 6,79 del conjunto nacional. Las urgencias en los hospitales de nuestra Comunidad lograron un 6,50, superior al 6,09 de media española, mientras el ingreso y la asistencia hospitalaria, un 7,31, medio punto más que el sistema nacional de salud.

Mejor nota de los usuarios

El responsable regional de la cartera de Sanidad quiso resaltar que estos resultados mejoran si se les pregunta a los que han utilizado los servicios. Al respecto, indicó que la Región es la primera Comunidad de la España autonómica en Atención Primaria, al calificarla de buena o muy buena el 92,4 por ciento de los pacientes.

Castilla y León es la segunda en la atención de urgencias y consultas hospitalarias, con el 86,3 y 87,7 por ciento, respectivamente; y tercera autonomía en valoración por parte de quienes han sido hospitalizados en el último año, con el 93,6 por ciento.

Sáez Aguado también hizo hincapié en el caso de tener que ser ingresados, el 79,8 por ciento elegiría uno de los hospitales públicos de Castilla y León, la segunda Comunidad Autónoma, por detrás de Asturias, con el porcentaje más alto.

El trato recibido por el personal sanitario es uno de los aspectos más valorados de la asistencia sanitaria pública en la Comunidad, ya que le otorgaron un 7,64, superior al 7,37 de media nacional. El tiempo dedicado por el médico a cada enfermo obtuvo un 7,29, más de dos décimas por encima que en el conjunto del sistema y la confianza y la seguridad que transmite el facultativo, un 7,39, frente al 7,25 del país.

De esta forma, en general, dos de cada tres (el 67,2 por ciento) ciudadanos de la Comunidad consideran que la atención recibida por el médico de familia fue «buena».

«Marea silenciosa»

Por todo ello, el consejero de Sanidad mostró su satisfacción por unos datos que «son la marea silenciosa de la realidad» de una situación frente al «ruido» de quienes, en su opinión, hacen críticas de forma «muy activa» y «exagerada».

Sáez Aguado también subrayó que estas cifras se deben «al compromiso de los profesionales» que está permitiendo «una mejora discreta, pero continuada en los últimos cuatro años».

Por último, reconoció que el objetivo «es seguir potenciando algunos de los servicios», pero reiteró que los datos del Barómetro «son buenos, si tenemos en cuenta la extensión y que somos la Comunidad más envejecida de Europa, lo que dificulta y encarece la atención».

Los padres ven «mucha» permisividad en la venta de alcohol a menores

El 83,2 por ciento de los castellanos y leoneses cree que la sociedad es demasiado permisiva con la venta de alcohol a menores, frente al 79,8 nacional, aunque un 14 piensa que un menor puede tomarse una copa de vez en cuando y un 38 por ciento ve prioritario un mayor control de los padres para atajar el problema. Así lo recoge el Barómetro Sanitario que también indica que un 23,5 cree que los menores consume alcohol porque lo ven en sus casas. En cuanto a la ley que prohibe fumar en distintos lugares públicos, los castellanos y leoneses puntúan con un 8,67 sobre diez el cumplimiento y la de fumar alrededor de hospitales y colegios con un 4,25.