Fortuny en un clic

El Mnac digitaliza su colección de 2.411 dibujos y grabados del pintor

Uno de los cuadernos de Marià Fortuny expuestos en el Mnac, en el que aparece el estudio preparatorio del grabado de la izquierda
Uno de los cuadernos de Marià Fortuny expuestos en el Mnac, en el que aparece el estudio preparatorio del grabado de la izquierda

- El Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac) guarda una de las más completas colecciones de obra sobre papel de Marià Fortuny, además de algunas de sus pinturas más celebradas como «La batalla de Tetuán» o «La vicaría». Son 2.411 dibujos y grabados que ahora también están al alcance de los internautas gracias a la digitalización que el museo ha realizado de estos trabajos en colaboración con la Fundación Telefónica. Cualquiera puede consultar gratuitamente todo este impresionante legado en la página web de esta institución (http://art.mnac.cat).

Una pequeña parte de este fondo se expone desde ayer en una de las salas del Mnac donde se recuperan viejos cuadernos del maestro en diálogo con dibujos o acuarelas prácticamente desconocidos para el público hasta la fecha.

Este proyecto permite conocer nuevas perspectivas del artista. Francesc Quílez, responsable del departamento de dibujos y grabados del museo, explica a LA RAZÓN que Fortuny «era un hombre bastante austero que no se expresaba mucho, En sus cuadernos no hay reflexiones». Pero sí hay en ellos una introducción al taller del artista, apuntes de obras fallidas o que finalmente se materializaron. Por ejemplo, una de las libretas presentadas en la sala del Mnac permite ver el estudio preparatorio para un grabado protagonizado por una cabeza de caballero.

Quílez considera que ha pesado la etiqueta de «pompier» para la manera de trabajar del maestro. «A partir de 1920, la crítica lo hizo desaparecer, acusándole de tener una paleta incluso relamida», afirma el experto. Por eso cree que «falta la gran exposición que ayude a situarlo dentro del arte europeo porque él incluso es muy superior a Messonier». Algunos posteriormente lo reivindicaron, como Dalí que será el protagonista de una muestra en este centro en la que dialogrará con el Fortuny de «La batalla de Tetuán».

Esta iniciativa de digitalización, impulsada desde 2006 y completado ahora, permitió al Mnac digitalizar los dibujos y grabados de Fortuny y las 4.351 obras de la Colección Casellas, que ingresó en el museo en 1911 y que está formada fundamentalmente por obras de dibujantes catalanes.

La digitalización forma parte de la nueva etapa que quiere emprender el museo. El presidente de la institución, Miquel Roca, avanzó ayer que a partir del próximo febrero presentará la estrategia a cinco años del museo, en una visión más de contenidos que económica, ya que descarta hacer previsiones financieras a tantos años vista.

En esta estrategia se despejarán algunas incógnitas sobre el futuro del museo, como las líneas organizativas y de contenidos de la institución, sus ambiciones internacionalizadoras y la eventual ampliación del museo por los pabellones de la Fira, un asunto que el director del Mnac, Pepe Serra, situó en el largo plazo al requerir éstos una reforma.