MENÚ
lunes 21 enero 2019
18:09
Actualizado

La cartografía del terror

Un libro recoge en mapas el trascendental y destructivo papel que tuvo la Legión Cóndor durante la Guerra Civil

  • Mapa sobre el despliegue que tuvo la Legión Cóndor y las bélicas consecuencias de su paso
    Mapa sobre el despliegue que tuvo la Legión Cóndor y las bélicas consecuencias de su paso
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de febrero de 2016. 11:16h

Comentada
Barcelona. 25/2/2016

La bibliografía en torno a la Guerra Civil es en la actualidad inacabable. Por ese motivo son pocos acontecimientos del siglo pasado, con la excepción de los dos conflictos mundiales, han originado tantos ríos de tinta. Eso invita a pensar que probablemente sea difícil aportar algo nuevo sobre el tema. Y sin embargo hay mucho que hacer, como demuestra desde hace tiempo Dau Edicions con una colección que llega ahora a su tercera entrega. Es la colección «Atlas de la Guerra Civil Española» donde se trata de explicar lo ocurrido en nuestro país entre 1936 y 1939 a través de mapas, un trabajo laborioso y ejemplar que tiene tras de sí una gran investigación a partir de documentos localizados en archivos e, incluso, testigos supervivientes de estos tristes hechos.

En esta nueva entrega, firmada por el historiador Jordi Barra, el libro se centra en la fuerza de intervención militar que Hitler envió a España para apoyar a Franco. «La Legión Cóndor» nos propone un viaje por la cartografía del terror creada en bombardeos contra la población civil, como el que tuvo lugar en Gernika y que supuso la destrucción de la población vasca, provocando la muerte de numerosas víctimas.

Franco había pedido ayuda alemana durante los primeros momentos de la Guerra Civil, algo que derivó en la creación del Geschwader 88, es decir, la Legión Cóndor. Los mapas presentados en este volumen nos permiten conocer los primeros movimientos de las tropas, hasta el punto que se puede fijar los primeros envíos clandestinos de hombres y armamentos y que tuvieron lugar entre julio y agosto de 1936. La rigurosidad de la investigación histórica llega al punto de indicar las empresas y organismos que sirven como tapadera para poder realizar estos envíos.

Uno de los episodios más importantes, recogido en una serie de tres mapas, corresponde al paso del estrecho de Gibraltar. No era una operación fácil como el mismo Franco le inidica por carta a Hitler: «Existen severas dificultades para transportar rápidamente a la Península las bien preparadas fuerzas militares de Marruecos por falta de lealtad de la Marina de guerra española. En calidad de Jefe Supremo de esta fuerza, ruego a V.E. me facilite los medios para el transporte aéreo». Uno de los mapas se refiere a una de las operaciones primerizas llevads a cabo por la Legión Cóndor el 13 de agosto de 1936 y que tiene como objetivo la eleiminacion del acorazado Jaime I. Son los Junkers-52, dirigidos por Rudolf von Moreau, los que llevan a cabo una operación que se convirtió en la primera intervención directa del ejército alemán durante la Guerra Civil. Es en este momento cuando también se crea el primer puente aéreo de la historia con el transporte llevado a cabo por los Junkers, aviones que pueden sortear la supremacía naval republicana en el Estrecho.

Completa radiografía

El libro nos hace una completa radiografía de la creación de la Legión Cóndor, oficialmente en noviembre de 1936, en el instante en el que Hitler se replantea la contribución alemana en el conflicto bélico. El hecho de aumentar el número de sus fuerzas militares en el territorio español permite la creación de una unidad que será básicamente aérea. Los bombarderos llegarían directamente de Alemania acompañados de una veintena de buques en los que se transportaron buena parte de unidades y armamento, una fuerza que estuvo formada por unos 5.000 hombres, todo ello bajo las órdenes de Franco. A partir de ese momento y hasta febrero de 1937 se desplegaron por España.

Una de las joyas del volumen es la minuciosa reconstrucción del bombardeo de Gernika el 26 de abril de 1937. Un gran mapa desplegable nos ayuda a fijar que aviones participaron en aquellos hechos, donde cayeron las bombas y cuantas se lanzaron, así como el número de muertes provocado por la maquinaria de matar fascista. En paralelo, como apéndice documental, el libro también recrea los numerosos viajes que sufrió el cuadro que Picasso dedicó a la tragedia, un camino que se inicia en el taller del artista en París, en 1937, y concluye en 1981 con su instalación en el Casón del Buen Retiro de Madrid.

Y una curiosidad. Entre los mapas incorporados por Jordi Barra destaca el del intento fallido de rescatar a José Antonio Primo de Rivera de la prisión de Alicante.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs