La falta de bomberos pone en riesgo la Devesa de El Saler, según el PP

Los populares advierten sobre el déficit de personal y las consecuencias que podría tener el rechazo del Ayuntamiento de Valencia a las ocho torres de extinción que había previstas

En la imagen, vista general de la playa de la Malvarrosa (Valencia). La Conselleria de Sanidad mantuvo ayer la alerta sanitaria por nivel naranja en zonas de siete comarcas de la Comunitat Valenciana. Las zonas climatológicas en alerta por calor son las comarcas del Alcalatén, Els Ports, Alto Maestrazgo, Bajo Maestrazgo, la Plana Baixa y el Alto Mijares, en la provincia de Castellón, y el Valle de Ayora (Valencia)
En la imagen, vista general de la playa de la Malvarrosa (Valencia). La Conselleria de Sanidad mantuvo ayer la alerta sanitaria por nivel naranja en zonas de siete comarcas de la Comunitat Valenciana. Las zonas climatológicas en alerta por calor son las comarcas del Alcalatén, Els Ports, Alto Maestrazgo, Bajo Maestrazgo, la Plana Baixa y el Alto Mijares, en la provincia de Castellón, y el Valle de Ayora (Valencia)

Los populares advierten sobre el déficit de personal y las consecuencias que podría tener el rechazo del Ayuntamiento de Valencia a las ocho torres de extinción que había previstas

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, manifestó ayer su preocupación por la falta de personal en el servicio de extinción de incendios de la Devesa de El Saler «debido a la falta de previsión del gobierno municipal de Ribó».

Al respeto, advirtió también sobre el hecho de que han sido rechazadas por su impacto medioambiental las ocho torres de extinción previstas y que no se conoce qué solución va adoptar el gobierno de Joan Ribó sobre el mencionado dispositivo.

«El riesgo de incendio es elevado debido a las altas temperaturas que estamos padeciendo estos últimos días y esto debería estar previsto», indicó Catalá.

Tras no superar la instalación el trámite de impacto ambiental, María José Catalá recordó que el contrato adjudicado el 29 de marzo de 2018 por importe de 428.338 euros, para la instalación del sistema de monitorización y domotización de defensa contra incendios forestales que incluía las citadas ocho torres, «debería de haber sido previamente informado por la Conselleria de Medio Ambiente, en aras de evitar el posible abono de daños y perjuicios al adjudicatario».

A su juicio, «sin duda, la falta de previsión en materia de personal está siendo determinante, con una plantilla más envejecida y con una pérdida de bomberos sin precedentes. Tan solo en cuatro años se han perdido cerca de 60 bomberos, produciéndose una merma en la plantilla de 400 a 340 bomberos».

La portavoz popular manifestó que «el responsable de la situación en materia de prevención de incendios en el Parque de La Devesa por la precariedad del servicio, la falta de efectivos y de recursos materiales es únicamente Ribó».

Catalá teme que las 58 plazas de bomberos que deben de incorporarse a la plantilla no estén operativas antes del próximo año, debido a que todavía está pendiente de realizarse el curso de formación en el Ivaspe (el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias).

Rozando los 40 grados

Estas críticas se producen durante la primera ola de calor de verano y con unas temperaturas que rozan los 40 grados en algunas partes de la Comunitat Valenciana. Así, ayer, las temperaturas dejaron un récord: los 38,8 grados que marcaba a las 14 horas el observatorio provincial de Castellón, según la Aemet la temperatura más alta registrada en un mes de junio desde 1911. En Morella (Castellón) también se superó el registro máximo de temperatura en un mes de junio, que se estableció el viernes, ya que a las 14 horas el termómetro marcaba 36 grados.