MENÚ
martes 22 octubre 2019
18:07
Actualizado

La Policía Municipal «empapela» a Carmena

El Ayuntamiento cierra la negociación del convenio sin alcanzar acuerdos con los sindicatos.

  • Se han colocado papeles donde se avisa en varios idiomas de que no se puede garantizar la seguridad
    Se han colocado papeles donde se avisa en varios idiomas de que no se puede garantizar la seguridad

Tiempo de lectura 4 min.

07 de junio de 2018. 01:34h

Comentada
Laura L. Álvarez Madrid. 7/6/2018

Parece que Carmena y el delegado de Seguridad, Javier Barbero, comenzaban a hacer gestos para reconciliarse con la Policía Municipal ya este año el patrón del Cuerpo, San Juan Bautista (el próximo día 24) no se hará «escondido», como hace un par de años en la Casa de Campo o el año pasado en Cibeles, en un acto cerrado al público. Lo harán en el Paseo del Prado, según explicaron ayer, a la vista de todos los madrileños. Pero esta muestra de «orgullo» de «su» Policía (los agentes se quejaban de que siempre han parecido avergonzarse) no basta para frenar la grave crisis que se vive entre los policías y sus dirigentes políticos, que tuvo su punto álgido tras los disturbios de Lavapiés el pasado 15 de marzo. Y más desde la «bofetada» que han sentido cuando su responsable político se ha levantado de la mesa de negociación para no volver. Tanto es así que se han puesto de acuerdo los cinco sindicatos más representativos (CPPM, UPM, CSIT-UP, UGT y CCOO) y se han unido para hacer un calendario de acciones tras sentirse «víctimas» de Barbero. Así lo expusieron ayer en un comunicado después de que se sentaran en la Mesa Sectorial con el responsable político del Área, quien les comunicó que no iban a modificar su propuesta de convenio colectivo porque ya habían hecho «muchas concesiones».

Desde el Consistorio mantenían su confianza en llegar a un acuerdo tras unas negociaciones que llevan más de tres meses en curso. En la reunión de ayer, Barbero manifestó a los representantes sindicales que sus palabras sobre el principio de acuerdo se interpretaron mal por los sindicatos y que su propuesta es «buena», por lo que no iban a realizar modificaciones sobre ella. «Las concesiones realizadas se han hecho sobre su propuesta, sin haber tenido nunca voluntad de solucionar los problemas del día a día de los policías. Los sindicatos hemos hecho un esfuerzo con propuestas de consenso porque veíamos posibilidades reales de llegar a un acuerdo si la Corporación hubiera estado a la altura. Hemos llegado ya a un punto de no retorno», aseguran.

Así, al considerar ya «intolerables» la «agresión a los derechos laborales» de los agentes, inician una serie de campañas reivindicativas. Entre ellas, realizarán «actuaciones jurídicas» sobre todo lo que afecte al ámbito laboral y la vulneración de derechos, concentración a las puertas de la Jefatura el próximo 18 de junio, reunión con la alcaldesa para el 20 de junio y un autobús reivindicativo, que circulará por el centro de Madrid. Los agentes llevan ya mucho tiempo quejándose de las condiciones en las que trabajan, con la plantilla más envejecida y baja de la historia del Cuerpo y con unos dirigentes que siempre han puesto en entredicho su respeto por los Derechos Humanos en sus intervenciones. Y aunque Carmena repitió su voluntad de diálogo en el acto celebrado en el Retiro hace un par de semanas para «homenajear» la medalla que el Cuerpo había recibido de la Comunidad de Madrid, la gota que ha colmado el vaso de esta guerra ha venido precisamente en forma de cerrojazo a la negociación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs