Las viviendas de lujo de la Isla de Valdecañas se libran de la demolición

Te mostramos el resort situado en Extremadura al que acuden muchas de las grandes fortunas de España.

Vista aérea Resort Valdecañas
Vista aérea Resort ValdecañasVista aérea Resort ValdecañasVista aérea Resort Valdecañas

Buenas noticias para la clase alta madrileña. Las 185 viviendas de lujo ya construidas en la Isla de Valdecañas, en Extremadura, no tendrán que ser demolidas. Sí, en cambio, aquellas que estén en fase de estructura.

Así lo ha decidido el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura tras casi quince años de batallas legales entre los propietarios del resort y diversas organizaciones ecologistas. Los primeros están contentos con la decisión del juez, que consideran “equilibrada”, y manifiestan que “harán de la Isla de Valdecañas un ejemplo de convivencia entre las personas y el medio natural”.

Por su parte, las asociaciones en pro de la preservación natural se han mostrado “indignadas con el auto” y defienden que se incumple la legalidad vigente en materia ambiental y urbanísticas. La base legal que sustanciaba su denuncia era clara: El suelo sobre el que José María Gea edificó (constructor en los 90 del complejo onubense de Islantilla), a través de su empresa Marina Isla Valdecañas SL, estaba integrado en la Red Natura 2000, un hecho que legalmente impedía su urbanización.

Así es el resort de la Isla de Valdecañas, “la Marbella extremeña”

La exclusiva isla privada se extiende sobre 133 hectáreas y está rodeada por el pantano de Valdecañas.

Playa Resort Valdecañas
Playa Resort ValdecañasPlaya Resort VaecañasPlaya Resort Valdecañas

Además de las anteriormente mencionadas 185 villas de lujo, también cuenta con playa artificial, un hotel y un campo de golf, y hasta que comenzó el periplo judicial se estaban construyendo dos paradores de 4 y 5 estrellas, 360 casas más, un puerto deportivo. Esto último sí tendrá que ser derribado.

Golf Resort Valdecañas
Golf Resort ValdecañasGolf Resort ValdecañasGolf Resort Valdecañas

Desde que comenzó a urbanizarse en 2005 con la idea de convertirla en la “Marbella extremeña”, el lujoso resort ha llamado la atención de personalidades como José María Aznar, Ana Botella, Beltrán Gómez-Acebo o Jaime López-Ibor, así como de las altas esferas de España.