Motu Tane: se vende isla paradisiaca con vistas inmejorables

François Nars ofrece 4 hectáreas de kilométricas playas de arena blanca, palmeras y aguas cristalinas al mejor postor.

La isla de Motu Tane tiene unas vistas inmejorables.
La isla de Motu Tane tiene unas vistas inmejorables.Private Islands INC.La isla de Motu Tane tiene unas vistas inmejorables.

Si tienes 35 millones de euros esta isla puede ser tuya. Este es el módico precio que François Nars, el magnate del mundo de la cosmética -cuyo nombre está detrás de la famosa marca Nars-, ha puesto a una de sus propiedades: la paradisiaca Motu Tane, situada en la Polinesia Francesa. Eso sí, esta cantidad “es negociable”, según el anuncio de venta.

Situada a escasos kilómetros de Bora Bora, este paraíso terrenal cuenta con 4 hectáreas de kilométricas playas de arena blanca, inmensas palmeras y aguas de un azul cristalino que dejan sin palabra al común de los mortales. También cuenta con varios chiringuitos, veleros, tablas de surf, tumbonas... y hasta 22 cabañas totalmente habitables, construidas bajo el estilo tradicional polinesio, con techo de paja y acabados en madera. Por lo que, las posibilidades que ofrece Motu Tane al afortunado que consiga hacerse con ella son infinitas.

François Nars no ha querido dejar nada al aire. Tanto, que ha encargado al famoso diseñador de interiores Christian Liaigre la decoración de todas las zonas habitables de la isla. Así, cada una de las cabañas cuenta con todo tipo de detalles, que van desde un porche con vistas panorámicas hasta una bañera de lava hundida para una experiencia que muy pocos habrán podido vivir, pasando por todo tipo de piezas decorativas procedentes de todos los rincones del mundo o pantallas motorizadas que pueden ofrecer refugio en caso de vientos excesivos o lluvias tropicales. Eso por no hablar de los considerados bungalows “Deluxe”, que cuentan con su propio spa.

Uno de los bungalow de la isla de Motu Tane.
Uno de los bungalow de la isla de Motu Tane.Private Islands INC.Uno de los bungalow de la isla de Motu Tane.

La frondosa vegetación de Motu Tane ha jugado un papel clave a la hora de diseñar espacios pensados para el disfrute, el relax y la desconexión. Espacios que también han sido diseñados para el entretenimiento en grupo, ya que, además de todo lo anteriormente mencionado, la isla del dueño de la firma Nars cuenta con una inmensa cabaña de 250 metros cuadrados en la que hasta un total de 40 personas pueden reunirse para celebrar eventos, fiestas o encuentros familiares. Para ello, como no podía ser de otra manera, dispone de bar y pista de baile.

Así es que ya lo sabes, si estás buscando un lugar en el que pasar largas jornadas sin nadie alrededor que pueda perturbar tu paz, Matu Tane es el lugar perfecto para ti, y por solo, 35 millones de euros. El paraíso no tiene precio.