Prada: un proyecto de verdadero compromiso con desarrollo sostenible y la inclusión

Prada se ha unido a “The Valuable 500”. Este movimiento nació en 2019 y busca promover la inclusión y el empoderamiento de las personas discapacitadas en las multinacionales.

Prada
PradaPradaPrada

Las marcas, cada vez más, prestan más atención al desarrollo sostenible. Gran prueba de ello es el proyecto anunciado por Prada.

Prada se ha unido a “The Valuable 500”. Este movimiento nació en 2019 y busca promover la inclusión y el empoderamiento de las personas discapacitadas en las multinacionales. Prada reconoce firmemente el valor intrínseco de las personas con discapacidad y se compromete a apoyar a todos dentro de su agenda de inclusión y sostenibilidad. Una causa realmente histórica mediante la que Prada está estudiando soluciones concretas que definan un programa de actividades inclusivas a largo plazo, como la contratación de personas con síndrome de Down en su red comercial en Italia.

Lorenzo Bertelli, Jefe de RSC del Grupo Prada ha afirmado: “La comunidad Valuable 500, que abarca una amplia gama de industrias en todo el mundo, se está fortaleciendo cada día. Apoyo activamente la decisión de unirme a la coalición porque creo firmemente en el valor de la diversidad. Los diferentes antecedentes de las empresas adheridas a la alianza es un punto de partida crucial para construir un plan de acción global integral, que nos enriquecerá a todos”.

Lanzado por la emprendedora social y activista Caroline Casey en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en enero de 2019, The Valuable 500 tiene como objetivo colocar la discapacidad en la agenda global de liderazgo empresarial. Nuestro objetivo es persuadir a 500 empresas multinacionales que tienen al menos 1000 empleados para que se comprometan públicamente a promover la inclusión de la discapacidad en su organización. Al involucrar a los líderes y marcas comerciales más influyentes, queremos crear un punto de inflexión dentro de los negocios que desbloquee el valor comercial, social y económico de los 1.300 millones de personas que viven con discapacidades en todo el mundo”.

Para la propia Caroline Casey, creadora del movimiento, que un grupo internacional de lujo como Prada se una a este movimiento, es “de una importancia histórica. Líderes como Prada tienen el poder de transformar la percepción que tiene la sociedad de las discapacidades”, ha afirmado.