Más de 6.300 profesionales disponibles en las aulas para el curso que viene en Madrid

La Comunidad incrementará el número de docentes según evolucione la pandemia

Alumnos de Segundo de Bachillerato del colegio Valdefuentes en Sanchinarro, preparándose para la EVAU.
Alumnos de Segundo de Bachillerato del colegio Valdefuentes en Sanchinarro, preparándose para la EVAU.Cipriano Pastrano DelgadoLa Razón

191 serán maestros de Primaria; 406, profesores de Secundaria, de Música y Artes Escénicas y Formación Profesional; y los tres restantes, inspectores de Educación. Estos son los 600 nuevos docentes contratados por el Gobierno de la Comunidad de Madrid para el curso 2020-2021. De esta forma, y a partir del próximo mes de septiembre, la región contará con un total de 6.342 profesionales en colegios e institutos, disponibles en el caso de que sean necesarios en función de cómo evolucione la pandemia del coronavirus.

Desde la Consejería de Educación, presidida por Enrique Ossorio, explican que este nuevo cupo supone el cumplimiento del Acuerdo Sectorial del sector, firmado con los sindicatos en 2018, y que constituyó el primer pacto rubricado desde 2006. De hecho, recuerdan que, gracias a este acuerdo, 2.800 docentes han sido contratados desde 2017.

Del mismo modo, el Gobierno regional que lidera Isabel Díaz Ayuso va a poner en marcha un Plan de refuerzo en los centros madrileños, que nace por la necesidad de dar respuesta a determinados alumnos que han podido presentar dificultades para el desarrollo de su proceso de aprendizaje a distancia.

Esas medidas extraordinarias de refuerzo tendrían carácter individual y conllevarían la contratación de hasta 500 maestros más en Educación Primaria y otros 617 profesores de Secundaria.

En todo caso, el número exacto de docentes se establecerá en función de las necesidades que planteen los centros educativos, que son los encargados últimos de detectar a aquellos alumnos que atraviesan por mayores dificultades.

Además, la Comunidad de Madrid ha elaborado un plan de medidas para reforzar «con todas las garantías» la seguridad su sistema educativo el próximo curso escolar ante la desescalada del Covid-19. Así, a partir de septiembre, el nuevo curso 2020/21 comenzará con un «exigente cumplimiento de las medidas higiénicas y sanitarias básicas», además de una detallada planificación que se aplicará en los 3.500 centros educativos, públicos, concertados y privados de enseñanza de régimen general no universitaria. Unos centros por cuyas aulas está previsto que pasen más de 1,2 millones de alumnos y 100.000 docentes.

Centros concertados

Dentro de ese plan, se incluye la contratación de personal docente y de administración y servicios para el curso 2020-2021, tanto en colegios, institutos y escuelas infantiles, que en caso de un empeoramiento de la evolución de la crisis del COVID-19 respecto a la situación actual incrementaría el número de profesionales en 4.625.

En lo que respecta a la educación concertada, fuentes de la Consejería señalan a este diario que, en el caso de que se recrudezca la crisis sanitaria, se contrataría a 2.218 profesionales, entre personal docente y de servicios.