Controladores del SER multarán a patinetes, motos y bicis mal estacionados a partir del 1 de enero

Se centrarán en las empresas de «sharing» y la cuantía mínima será de 30 euros

Los madrileños se están acostumbrado a convivir con los nuevos Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Sin embargo, en esa convivencia el Ayuntamiento no va a tolerar una estampa que comienza a ser recurrente en la ciudad: bicicletas y, sobre todo, monopatines desperdigados en las aceras. A partir del próximo 1 de enero, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) podrán denunciar a las bicicletas, patinetes, motocicletas y demás VMP que incumplan la normativa. Las sanciones irán desde los 30 euros, las más leves, hasta los 200 euros las más graves.

Según explica el Área de Movilidad y Medio Ambiente, el control sobre las infracciones de estos vehículos se limitaba hasta ahora a los Agentes de Movilidad, que en 2019 interpusieron 10.428 multas a motocicletas mal aparcadas –1.177 por obstruir el tránsito peatonal y 8.651 por situarlo sobre la acera de forma antirreglamentaria–; 516 a patinetes y 28 sanciones a bicicletas por situarlas en lugares no permitidos.

Así, en 2021, los controladores del SER se sumarán a esta labor, liberando a los agentes de movilidad para otras funciones. De este modo, procederán a realizar sus denuncias acompañándolas de tres fotografías del vehículo mal estacionado, donde se incluirá la hora en que se comete la infracción. En el caso de aquellos vehículos de «sharing», la denuncia se trasladará a las empresas propietarias, que remitirán la multa al usuario que ha cometido la infracción.

Entre las multas leves –30 euros– se encuentran el estacionamiento de bicicletas y vehículos de movilidad urbana en lugares no permitidos o de forma antirreglamentaria. Mientras, el estacionamiento de motocicleta o ciclomotor sobre la acera –inferiores a 3 metros– estará castigado con 60 euros, así como su aparcamiento junta fachadas, zona de carga y descarga, zonas para personas con movilidad reducida o zonas de transporte público.

Por último, entre las infracciones graves –200 euros de sanción–, se incluye el estacionamiento de motocicleta o ciclomotor sobre la acera, obstaculizando gravemente el tránsito de peatones.

Eliminarlos de las aceras. La Ordenanza de Movilidad recogerá la eliminación del aparcamiento de motocicletas, VMP y bicis sobre acera, desplazándolos a la calzada.
Anclajes específicos. Se obligará a los VMP a estacionar en anclajes específicos. Madrid cuenta con 1.147 aparcabicis y ha adquirido otros 426 para ubicarlos en 83 puntos nuevos.
Excepciones. Las motos, ciclomotores, patinetes y bicis podrán continuar aparcando en aceras siempre que cumplan con la normativa, en este caso, lo recogido en el artículo 48 de la Ordenanza de Movilidad.