La energía subterránea que dará vida al “mini Madrid Río” de la A-5 y al desarrollo del “Nuevo Norte”

Ya se autogenera más de dos de las terceras partes de la energía que consume a través de Valdemingómez

Incineradora de ValdemingómezCipriano Pastrano

El Ayuntamiento de Madrid pretende aprovechar la energía del subsuelo en el “mini Madrid Río” de 80.000 metros cuadrados de zonas verdes en el proyecto de soterramiento de la A-5 a su paso por el Paseo de Extremadura y plantea este recurso para Madrid Nuevo Norte. Unas ideas sostenibles que ha anunciado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en la inauguración del V Congreso de Madrid Subterra.

El aprovechamiento de la energía del subsuelo, “que hasta hace poco tiempo podía parecer un deseo, ya es una realidad”, ha sostenido el regidor, que ha indicado que en el Ayuntamiento se ha puesto en marcha con su planteamiento en el proyecto de soterramiento de la A-5.

“Queremos generar un mini Madrid Río con 80.000 metros cuadrados de zonas verdes y lo hacemos a través del aprovechamiento de las energías subterráneas. Y es una cuestión que estamos planteando en el desarrollo urbanístico quizás más ambicioso que va a haber en cualquier capital europea como es Madrid Nuevo Norte”, ha expuesto el primer edil.

Almeida ha defendido que “tiene toda lógica que los nuevos desarrollos, como los de esta entidad, sean pioneros y símbolos de cuáles son los nuevos tiempos por los que deben discurrir las grandes ciudades”.

También ha indicado que el Ayuntamiento autogenera más de dos de las terceras partes de la energía que consume por medio de la planta de Valdemingómez. Lo ha hecho describiendo un contexto en el que las ciudades consumen el 67 por ciento de la energía emiten el 70 por ciento de las emisiones mientras que tienen que ir hacia procesos de descarbonización, como marcan los objetivos 2030 de Naciones Unidas.

Dos son los retos que Almeida ha identificado para las ciudades, elevados con la pandemia, la sostenibilidad y la digitalización. En este marco ha introducido el proyecto de ordenanzas fiscales que pasaron por Junta de Gobierno la semana pasada, con bonificaciones en el IAE y en el IBI del 25 por ciento en el ámbito de la generación de energía solar, ya sea desde el autoconsumo residencial o desde las instalaciones industriales.