Tres mujeres ganan una maratón de hackers contra la Covid en Las Rozas

Dos ingenieras y una arquiecta han creado Keay, una aplicación para centralizar el ocio infantil en tiempos de pandemia

Elena Frontiñan, Diana Franganillo y Sara Azcona, ganadoras del primer Hackathon Reactiva Las Rozas.
Elena Frontiñan, Diana Franganillo y Sara Azcona, ganadoras del primer Hackathon Reactiva Las Rozas.Cipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

Antes de ir a un restaurante, de ver una película o de comprar un electrodoméstico, a la hora de elegir una empresa de mensajería, un conductor en un coche compartido o una anfitriona en una casa vacacional; hoy casi cualquier decisión diaria pasa por una ojeada previa en Internet en busca de la buena o mala opinión del resto. Sin embargo, hay sectores que siguen escapando a este filtro: «Parece mentira que para pedir unas zapatillas en Amazon nos leamos 200 comentarios y que, para temas mucho más sensibles, como los relacionados con nuestros hijos, no haya nada», reclama Sara Azcona, ingeniera informática y madre que, ante la falta de una plataforma en la que encontrar toda la información necesaria sobre actividades para niños y niñas, ha decidido crearla ella misma. Eso sí, Sara no está sola en su hazaña, sino que cuenta con el talento de otras dos mujeres innovadoras: Diana Franganillo, ingeniera aeronáutica y madre como ella; y Elena Frontiñán, arquitecta y diseñadora UX/UI a la que las dos conocieron el pasado 6 de febrero en el Hackaton Reactiva Las Rozas, una maratón de hackers del que salieron las tres victoriosas.

«La idea original de un hackathon consiste en una reunión de programadores para solucionar un problema, pero esto se ha extrapolado a otros contextos en los que grupos multidisciplinares crean una sinergia de conocimiento, como ha sido el caso de la propuesta del Ayuntamiento, que ha enfocado esta maratón a lo social, a intentar solventar las dificultades derivadas de la Covid a nivel local», explica Sara Azcona sobre la iniciativa de la Empresa Municipal de Innovación de Las Rozas.

Dadas las circunstancias, esta primera edición del Hackathon Reactiva Las Rozas tuvo que llevarse a cabo de manera virtual, lo que no impidió que todos los participantes pudieran desarrollar sus ideas, entre las que sobresalió las del equipo formado por Sara, Diana y Elena. «Presentamos las primeras y, aunque confiábamos en nuestra propuesta, en ese momento pensamos que la nuestra era la peor porque todas eran geniales», confiesa la ingeniera informática. Pero ganaron, ellas y Keay, que así se llama su solución para el sector del ocio infantil, una aplicación destinada a conectar a familias con todo tipo de planes para los más pequeños de la casa. «Estamos ya contactando con las dos partes y haciendo encuestas a través de la página web www.keayapp.es para conocer las necesidades de los futuros usuarios y poder sacar cuento antes la versión beta con actividades reales», cuenta Sara Azcona sobre el futuro de su proyecto, para el que, dice, ganar el Hackathon de Las Rozas ha supuesto «un empujón anímico bestial».

Grupos burbuja al salir de clase

«Los niños necesitan contacto», argumenta Sara Azcona a favor de una oferta de ocio infantil presencial y seguro para los más pequeños. Razón que la ha motivado a ella y a sus compañeras Diana Franganillo y Elena Frontiñán a desarrollar Keay, idea ganadora del primer Hackathon Reactiva Las Rozas. Una aplicación que permitirá que los niños y niñas vuelvan a disfrutar de actividades más allá de las propuestas virtuales aprovechando, por ejemplo, los grupos burbuja creados en los centros escolares, pues, dice Sara, «mucha gente está dejando de hacer cosas con sus hijos por miedo a que estos, a los que no se les puede atar muy corto, se mezclen con gente desconocida y puedan contagiarse». Estas mujeres quieren que Keay sea la solución a este problema derivado de la Covid-19.