Los milagros más sorprendentes de San Isidro

A San Isidro Labrador se le pide lluvias para favorecer la cosecha

El cuerpo incorrupto de San Isidro Labrador se encuentra en la catedral de San Isidro, situada en la calle Toledo de  Madrid
El cuerpo incorrupto de San Isidro Labrador se encuentra en la catedral de San Isidro, situada en la calle Toledo de MadridArchivo

El sábado 15 de mayo la ciudad de Madrid celebra la festividad de su patrón San Isidro Labrador 2021.

Este año tras el parón provocado por la pandemia de Covid-19 en 2020, la capital retoma sus festejos de modo controlado, con aforos restringidos y medidas especiales para salvaguardar la salud pública.

Será el San Isidro de chulapos y chulapas con mascarillas, geles hidroalcohólicos y distancia de seguridad pero también será una fiesta en la que Madrid se acerca un poco más a la normalidad.

¿Qué sabemos de San Isidro?

San Isidro nació en Madrid en el año 1082, aunque según el autor la fecha puede variar algo, en el seno de una familia humilde dedicada a las labores del campo.

Desde muy niño Isidro se dedicó a la agricultura, como era muy devoto pasaba muchas horas rezando en la Iglesia. Por este motivo llegaba a menudo tarde a su trabajo donde debía labrar la tierra. Sin embargo, a pesar incorporarse con demora se observó que los bueyes de la finca donde trabajaba cumplían con parte de la tarea de Isidro y he aquí se obró el milagro que se ha convertido en uno de los más famosos de Isidro pero hay muchos más.

La Iglesia le atribuye a Isidro casi 500 milagros. Entre los más conocidos tenemos el del pozo, el del saco de grano y el de la sanación de Felipe III. San isidro es el patrón de Madrid y de los agricultores

El milagro de el pozo

El milagro del pozo. Isidro que estaba casado con María, que luego sería Santa María de la Cabeza, tuvieron un hijo llamado Illán. Mientras Isidro labraba las tierras su hijo por un descuido se cayó a un pozo. Cuando sus padres se dieron cuenta comenzaron a rezar junto al pozo y las aguas comenzaron a subir devolviendo al niño a la superficie y pudiendo sus padres rescatarlo con vida.

El milagro del saco de grano

Tras una nevada en el campo, Isidro cargaba un saco lleno de grano y vio que los pájaros no podía comer ya que la nieve había ocultado cualquier semilla o alimento para ellos. El santo sintió mucha pena por las aves así que decidió dar el contenido de su saco lleno de grano de trigo a los pájaros para que pudieran alimentarse. Cuando Isidro llegó al molino vio como el saco que había vaciado estaba lleno de nuevo con grano.

La milagrosa curación de Felipe III

La mejora de la salud de Felipe III una vez muerto Isidro sirvió para que se le beatificara. El rey estaba enfermo y pidió que le llevaran el cuerpo de Isidro para ver si su salud mejoraba y así fue. El monarca se recuperó y como agradecimiento dio comienzo a la burocracia de la época para beatificar al labrador.

Eso sucedió en 1619 por obra del papa Paulo V. El cuerpo del madrileño Isidro reposara en la Colegiata de san Isidro en Madrid. Hubo un tiempo en el que estuvieron en la iglesia de San Andrés que era a la que acudía el santo a rezar pero fue trasladado tras ser hallado incorrupto.